Carlos Jaramillo

La mayor fiesta atlética del país

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Sábado 01 de junio 2019

Así como en diciembre de 1959 el vespertino Ultimas Noticias dio inicio a la festividad conmemorativa de la fundación española de Quito, el 28 de febrero del año siguiente realizó una competencia pedestre, que se convirtió en el evento atlético más importante del país y del que han surgido varios de los más destacados valores ecuatorianos en esa especialidad deportiva, tanto hombres como mujeres.

Esa prueba anual, que en la actualidad es reconocida a nivel internacional, al principio se denominó Maratón de los Barrios Quiteños” y en su primera edición contó con la participación de 215 atletas. Como en realidad no era maratón (42.2 kilómetros), tres años después pasó a ser Circuito de los Barrios Quiteños y en el 2006, Carrera Quito-Ultimas Noticias 15 K (15 kilómetros). Cambió radicalmente el recorrido: ahora parte de la calle Maldonado y El Tablón, frente a las instalaciones de EL COMERCIO y culmina en el Estadio Atahualpa.

En principio sólo se otorgaban medallas a los ganadores, porque la Federación Internacional de Atletismo prohibía los premios pecuniarios, lo cual ya está permitido en la actualidad, de tal manera que ya se entregan estímulos económicos a los triunfadores y se sortea un automóvil entre los deportistas inscritos que atraviesan la línea de llegada.

Los organizadores informaron que esta vez hay 18.000 inscritos, entre ellos decenas de extranjeros de élite y, como novedad, un aficionado que ha cumplido 85 años hace una semana. También tomarán parte 1.500 discapacitados en el tramo final de 5 kilómetros. Todos portarán un chip, que les permitirá registrar el tiempo correspondiente.

Así mismo, se ha dado a conocer que, dado el alto número de inscritos, a los que se sumarán centenares de espontáneos que no se han registrado por diversas circunstancias, se utilizará por primera vez el sistema de “oleaje, que consiste en la salida por grupos, a fin de evitar aglomeraciones.

Estas innovaciones demuestran el afán de los organizadores de garantizar el éxito de este compromiso y contribuir, de la mejor manera, para la práctica del atletismo, especialmente en la juventud, lo que constituye valioso aporte para combatir en nuestro medio la adicción a vicios, que tanto daño causan a la humanidad.

A propósito de este evento son dignos de aplauso la participación ejemplar de numerosos discapacitados y el esfuerzo de las entidades que organizan competencia atléticas similares, que, según informan autoridades deportivas, suman 96 al año en esta capital, con diversos atractivos, que permiten a las personas de ésta y de otras ciudades participar con frecuencia en pruebas de esta naturaleza.

La competencia de mañana tiene el apoyo de varias instituciones y, sin duda, será una fiesta popular, alegre, sana; un paréntesis ante tanto enfrentamiento político, tantas acusaciones y tanta descomposición moral.