¿Qué pasará en el feriado del 24 de mayo, sin el est…
Guayaquil marca una tendencia a la baja en casos y m…
Biess bajó la tasa de hipotecarios populares a 5,99%…
Nueva York levanta la restricción de llevar mascaril…
Nueve fallecidos dejó un accidente de tránsito en La Troncal
Pentágono confirma autenticidad de video filtrado so…
Gaza, con 200 muertos, abocada a otro desastre human…
Kronfle no irá a la posesión de Lasso; Nebot dice qu…

Equipo brasileño de Ironman saca ventaja de la altitud de Cuenca

Elizabeth Bravo comparte los entrenamientos con el equipo brasileño en la pista Jefferson Pérez de Cuenca. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Elizabeth Bravo comparte los entrenamientos con el equipo brasileño en la pista Jefferson Pérez de Cuenca. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Elizabeth Bravo comparte los entrenamientos con el equipo brasileño en la pista Jefferson Pérez de Cuenca. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Un equipo brasileño de Ironman, liderado por la extriatleta olímpica Pamella Oliveira, se entrena en Cuenca desde el pasado 7 de enero. La idea es aprovechar los 2 550 metros de altitud en un campamento de cuatro semanas antes de los torneos internacionales del 2020.

Oliveira, quien el 2018 terminó cuarta en el Ironman Mundial de Sudáfrica, competirá en dos semanas en el Ironman 70.3 de Dubai. Allí tratará de obtener el cupo para el Mundial de Ironman que será el 10 de octubre del 2020 en Hawai, Estados Unidos. Ella como seleccionada de triatlón compitió en los Juegos Olímpicos del 2012 y 2016.

Los ocho deportistas brasileños son dirigidos por Rafael Cruz. Este martes 28 de enero del 2020 practicaron en la pista sintética del estadio Jefferson Pérez. La triatleta ecuatoriana Elizabeth Bravo y Francisco Tirado, su esposo y entrenador, comparten la preparación y son los principales anfitriones.

Pamella Oliveira (centro, con gorra), fue cuarta en un Mundial de Ironman y ha competido en dos Juegos Olímpicos. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Según Cruz, en París (Francia) se encontró con Tirado y Bravo, con motivo de una de las competencias mundiales, y allí nació la idea del campamento en la altitud de Cuenca. “Ellos me hablaron maravillas de Cuenca y no se equivocaron, estamos encantados por toda la infraestructura deportiva”.

El equipo brasileño está alojado en el Centro de Entrenamiento de Alto Rendimiento de la capital azuaya. La nómina de seleccionados es la siguiente: Pamella Olivera, Yago Alves, Bruno Monteiro, Joao Pedro, Taynara Boneti, Bruna Stulf, Norton Borges y Leonardo Bibow.

Los atletas tendrán una serie de certámenes internacionales durante el año y sus participaciones están financiadas gracias al apoyo de la empresa privada brasileña. Yago Alves, por ejemplo, en dos semanas competirá en el Panamericano de Triatlón Sub 23.