3 de diciembre de 2018 00:00

Tres vidas que se arriesgaron a soñar

Érick Sarango
, de 22 años; tiene discapacidad intelectual. Es campeón mundial de ruta. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Érick Sarango
, de 22 años; tiene discapacidad intelectual. Es campeón mundial de ruta. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Deportes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Rendirse es una palabra que no existe en el diccionario de los deportistas paralímpicos. Este 3 de diciembre se conmemora el Día de las Discapacidades, y Ecuador tiene mucho por celebrar, por la presencia de deportistas que han llevado la bandera de Ecuador a los podios del mundo.

En julio pasado, el ciclista Érick Sarango obtuvo la medalla de oro en la prueba de ruta del Campeonato Mundial París 2018. Este encuentro fue organizado por la Federación Internacional de Deportes para Personas con Discapacidad Intelectual (INAS, por sus siglas en inglés).

Sarango, a sus 22 años, cubrió los 60 km en 1 hora, 59 minutos y 22 segundos, y le arrebató el título mundial al belga Lars de Jong.

Además, ganó la medalla de plata en la prueba contrarreloj. Esta cosecha incrementa el amplio palmarés deportivo que posee con más de 100 medallas en los ámbitos nacional e internacional.

En los Juegos Mundiales de Olimpiadas Especiales Atenas 2011, logró sus primeras preseas en el exterior. “Tenía 13 años cuando gané dos medallas de plata y una de bronce”, dijo entonces. Añadió que fue un honor representar al país y llenar de orgullo a sus familiares y amigos cercanos.

Por su excelente nivel competitivo, ha formado parte de las selecciones de ciclismo de Concentración Deportiva de Pichincha con ciclistas regulares (sin discapacidad). Ganó las medallas de oro en las pruebas de velocidad por equipos y persecución por equipos, en los Juegos Nacionales Juveniles del 2014 y 2016.

Gracias al respaldo de sus padres, Nelson y Miriam, ha podido labrar esta carrera deportiva en el alto rendimiento. Sus progenitores le diseñaron un circuito en el patio posterior de su casa, para que se entrenara todos los días.

Su madre cuida su alimentación, mientras el entrenador cubano Jorge Hernández fue puliendo su técnica y logrando su mejor rendimiento.

Su objetivo es alcanzar la clasificación a los Paralímpicos de Tokio 2020 y quedarse en Europa para competir en vueltas clásicas o en carreras, como lo hacen Richard Carapaz y Jonathan Narváez.

El DT Jorge Hernández trabaja con Sarango en la pista del velódromo José Luis Recalde, desde hace seis años.

Acompañó al pedalista al Mundial en París. “Es un deportista que tiene grandes condiciones. Sus padres son grandes protagonistas del proceso, porque siempre han estado presentes en los entrenamientos, acompañan en los recorridos. Si uno ve a Érick, no nota de inmediato que tiene una discapacidad”, dijo.


Luis Calo, un maratonista de oro

En el 2018, Luis Fernando Calo, de 35 años, ganó dos de las maratones más famosas del mundo: la de Boston, en Estados Unidos, y la de Floripa, en Brasil.
Desde niño perdió la visibilidad completa en su ojo derecho. Hace ocho años, en cambio, sufrió un accidente en moto. Perdió la visibilidad en el ojo izquierdo.


Nació en Toacaso, en Cotopaxi, una tierra donde surgen los atletas de fondo. Además, se refugió en el deporte después que durante su infancia tuvo que vender golosinas en las calles.
Ganar la maratón de Boston, una de las cinco grandes, fue un hito para el deporte paralímpico ecuatoriano, porque es el primer tricolor en hacerlo. 


No estaba en la proyección lograr el primer lugar, sí apuntaba a estar en el podio, pero en el kilómetro 36 superó a un atleta canadiense, que comandó la maratón y desde ahí cuidó el primer lugar.
Ese triunfo, abrió el camino para buscar su clasificación a los Juegos Parasudamericanos del 2019 y los Paralímpicos del 2020.


Se entrena con Freddy Moposita y junto al venezolano Gabriel Muñoz, a quien conoció hace dos años y es su guía en sus participaciones.




Medallista de plata en surf adaptado


Nació en Montañita, donde el surf es una ‘religión’. Henry Yagual ganó la medalla de plata en el primer Campeonato Sudamericano de Surf Adaptado, que se desarrolló en Mar del Plata, Argentina.


El certamen se efectuó el pasado noviembre y contó con la participación de ocho selecciones de la región.
La pasión por el mar y su dedicación a este deporte permitieron un desarrollo deportivo rápido de Henry, a quien sus amigos le dicen ‘Chino’
Tiene 33 años y una discapacidad intelectual del 69%.

Recién hace tres meses aprendió a deslizarse por las olas, de la mano de Isidro Villao, campeón panamericano de surf, y quien dirige la Escuela Selina de Montañita.
Villao confió en su entrenamiento y lo escogió para intervenir en el Sudamericano Adaptado. Fue la primera ocasión que el ‘Chino’ representó al Ecuador en un torneo internacional. 


En su categoría, de deportistas con asistencia (ayuda del instructor), el ganador fue el argentino Matías Sequeira. Luego se ubicaron Henry Yagual y Diego Oyhamburu, de Uruguay.


Alterna sus entrenamientos con las labores que cumple en la cadena hotelera Selina en Montañita, desde abril.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)