Dulce Narcisa Giler fue asesinada a tiros en su auto…
Orión se acercó a la Luna en su retorno a la Tierra
Cuatro detenidos por secuestros de ecuatorianos en Colombia
¿Cómo se sanciona el secuestro extorsivo en Ecuador? 
Casos de covid-19 aumentan un 24% en una semana Guayaquil
Activistas rechazan la construcción de un resort en …
Policía asesinado cuidaba a detenido con arresto dom…
Infecciones respiratorias en Ecuador tienen un incremento

Así entrena Neisi Dajomes en la universidad para el Mundial de Pesas

Neisi Dajomes se entrena en la Universidad San Francisco, donde también sigue una carrera. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO.

La pegajosa canción Afortunado, de Sixto Rein, se escucha fuerte en la sala de halterofilia de la Universidad San Francisco de Quito, destinada para los entrenamientos de las hermanas Neisi Dajomes y Angie Palacios.

La música se reproduce desde el teléfono móvil de Dajomes y se transmitía a través de un parlante rojo, la tarde del miércoles 3 de agosto de 2022. La campeona olímpica siempre lo lleva a sus prácticas.

A la medallista de oro de los 76 kg en los Olímpicos de Tokio le gusta practicar con música estimulante. Merengue, reguetón y salsa son algunos de los ritmos que le acompañan durante su preparación diaria. En su ‘playlist’ también hay canciones de Servando y Florentino, como Una fan enamorada.

Con la música de fondo, levanta los pesados anillos de entrenamiento. Tiene establecida sus rutinas y sabe cuánto peso debe levantar y cuáles son los ejercicios que debe cumplir diariamente. En su labor tiene la ayuda de José Llerena, quien labora en la Universidad.

Llerena no es su entrenador oficial. Él es parte del equipo multidisciplinario de la Universidad que le otorga preparación deportiva y estudiantil. La institución educativa le entregó una beca a la ecuatoriana, mediante la cual ella estudia Psicología Deportiva y recibe un plan para sus prácticas. Esto le ha permitido tener una guía en su preparación en lo que va del año, ante la ausencia de sus entrenadores oficiales.

El ecuatoriano Walter Llerena, hermano de José, y el ruso Alexei Ignatov son sus técnicos. Sin embargo, Ignatov no la ha dirigido presencialmente, en Ecuador, en lo que va de la temporada. Walter Llerena solo ha estado junto a la deportista en sus competencias internacionales del año y en Aruba, adonde viajó la deportista a inicios de la temporada.

¿La razón? Walter está radicado en Aruba, donde entrena a la selección de pesas de ese país. Ignatov, en cambio, se quedó en Rusia tras ganar el oro olímpico con la campeona, en 2021. Quería un tiempo de pausa y cuidar de su madre, pues es hijo único.

La pesista espera que Ignatov ya llegue al país a mediados de este mes, tras la confirmación de que será su técnico en el proceso para los Olímpicos de París 2024. Es algo que la pone contenta.

La preparación en los 81 kg

La ecuatoriana realiza ejercicios para adaptarse a los 81 kg, su nueva categoría. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO.
La ecuatoriana realiza ejercicios para adaptarse a los 81 kg, su nueva categoría. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO.

Walter Llerena ha entrenado a la amazónica a la distancia, esta temporada. Solo a inicios de año la tuvo presente, cuando la ecuatoriana viajó a Aruba.

Pese a esto, la tricolor ha mantenido su buen rendimiento. Consiguió medallas de oro en los Juegos Bolivarianos de Valledupar (4 de julio) y en los Panamericanos de Bogotá (el 28 de julio). En ambas competencias también rompió récords con sus registros. Lo consiguió pese a que se cambió de categoría: pasó de competir de los 76 kg (con la que ganó el oro en Tokio) a los 81 kg.

Su cambio obedece a que en París ya no se competirá en 76 kg. Para ello debió adaptarse a nuevas rutinas de ejercicios y alimentación. Incluso ha recibido apoyo psicológico.

“La intención es que vaya ganado peso corporal. Aún le faltan 6 kilos para llegar al límite de su categoría”, explica José Llerena.

Con estos resultados, Neisi es optimista. Su mayor alegría fue cuando ganó oro en los Panamericanos, pues en arranque levantó 120 kg; en Tokio, alzó 118 kg.

Considera que si vuelve a levantar 120 kg en el Mundial de Pesas, a finales de noviembre en Colombia, ya tendrá asegurado el cupo a París.

Antes tendrá los Juegos Suda­mericanos, en Paraguay, del 1 al 15 de octubre. Irá con la ilusión de alcanzar más medallas.

Las penosas imágenes ya circulan en redes. El incidente se registró luego del empate entre el Deportivo Quito y Espoli » https://bit.ly/3P0yiQl

Posted by El Comercio on Sunday, August 7, 2022