La construcción se reactiva con incentivos y exonera…
Sobre dos ruedas recorren Quito en la noche
3 158 nuevas becas para la Universidad están en riesgo
Nexos con paraísos fiscales persiguen a tres gobernantes
La informalidad persigue al 70% de jóvenes del Ecuador
Maduro habló con un caballo sobre el legado de Hugo Chávez
Concejo de Quito aprobó el plan de seguridad ciudadana
Caso Isspol: Justicia de EE.UU. pide confiscar biene…

Marizol Landázuri y Álex Quiñónez competirán por clubes de Europa

Marizol Landázuri competirá por el Sporting de Lisboa y Álex Quiñónez por el Barcelona en España. Foto: API

Marizol Landázuri competirá por el Sporting de Lisboa y Álex Quiñónez por el Barcelona en España. Foto: API

Marizol Landázuri competirá por el Sporting de Lisboa y Álex Quiñónez por el Barcelona en España. Foto: API

Pese al cansancio, la sonrisa no desaparece. Claro, porque desde este fin de semana Álex Quiñónez vestirá la camiseta del Barcelona de España, su club para el Torneo Interclubes de Europa y la Copa del Rey en España.

“El 2018 fue bueno para mí. Competí en ocho fechas de la Liga de Diamante y terminé el año en el quinto lugar en el ‘ranking’ mundial”, detalló el atleta esmeraldeño, que ayer tomó vuelo a Barcelona para integrarse al club ‘culé’.

A fines del año pasado se confirmó su fichaje, y este 2019 vestirá de ‘blaugrana’. “Competiré en los 60 metros bajo techo. Es una distancia nueva para mí. Además, nunca antes he participado en un torneo en un escenario cerrado. Será una gran experiencia”.

El sábado tendrá la primera carrera de las tres que realizará en esta primera incursión con su club. La segunda está marcada para el 2 de febrero y luego tomará vuelo para Madrid, donde correrá el día 9.

“Soy hincha del Barcelona español y también del ecuatoriano. Así que me siento muy emocionado de poder vestir ese uniforme”, dijo el martes, en el último chequeo técnico que realizó en la pista Los Chasquis, con el entrenador Nelson Gutiérrez.

Álex Quiñónez, de 29 años, tendrá un año intenso por sus participaciones y viajes, especialmente al continente asiático. Después de correr en Europa retornará al país para continuar sus entrenamientos.

Irá a Estados Unidos junto al equipo de velocidad de Ecuador, pues el 11 y 12 de mayo viajará al Mundial de Relevos en Japón, para correr el 4×200 m.
En junio y parte de julio estará en Europa para correr las válidas de la Liga de Diamantes (circuito de atletismo que se disputa en Europa y Asia) y luego estará presente en Lima, en los Juegos Panamericanos.

La mayor exigencia de la temporada será el Mundial de Atletismo, en Doha (Catar), donde espera llegar a la final y revalidar ese quinto lugar del 2018. “Nunca había estado tan alto en la clasificación mundial. Nos motiva porque la ilusión está puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020”.

Álex quiere volver a una final olímpica, como lo hizo en Londres 2012. Su mejor registro este año fue 20:19, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) impuso 20:40 para acceder al Mundial de Atletismo.

Quien también prepara maletas es Marizol Landázuri. La velocista, esmeraldeña y amiga de infancia de Álex, viajará el fin de semana a Portugal. Ella fichó por el Sporting de Lisboa. El año pasado firmó para el Playas de Castellón, con el que compitió por tres meses.

“Este año cambiamos de club, seguro que será para nuestro beneficio. Competir en Europa es muy bueno para nuestro progreso, para mejorar las marcas”, dijo la atleta de 27 años, que ya tiene su cupo asegurado para los Juegos Panamericanos de Lima.

Marizol, junto a Ángela Tenorio, Anahí Suárez y Marina Porozo se entrenan para el Mundial de Relevos de Japón.

El equipo nacional estuvo en los Mundiales del 2015 y 2017. En este se ubicó séptimo en la posta 4×100 m. “Con Ángela somos las atletas de mayor experiencia. Seremos quienes aporten seguridad y experiencia a las otras dos integrantes del equipo. Queremos que el nombre del país suene cada vez más fuerte”.

Landázuri, que ganó la medalla de oro en los 100 metros de los Juegos Sudamericanos con 11:12, permanecerá en Europa por un mes y medio, luego se unirá a la selección nacional en Estados Unidos, para completar su preparación antes de los dos campeonatos mundiales y los Juegos Panamericanos.

Precisamente, quiere tomarse la revancha de lo que sucedió hace cuatro años en los Panamericanos de Toronto. “Fue la primera vez que participaba en un evento tan grande. Estaba nerviosa, quería ver a mi entrenador, me salí del carril y de la pista”.

Tras sonreír por aquel momento, que hoy recuerda con mucha gracia, quiere esta vez pelear por una medalla continental. “Va a estar lo mejor de América, será una carrera muy dura, pero el objetivo siempre es llegar al podio”.

Suplementos digitales