La disputa del narcotráfico eleva el crimen en Manabí
Aplicaciones móviles para blindar al teléfono celular
La ansiedad generalizada requiere de psicofármacos
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 21 de junio del 2021
Récord en remesas de migrantes durante la pandemia
Papel de asambleístas independientes vuelve al debat…
Carné de vacuna se vuelve otro ‘pasaporte’ y da calma
Los kichwas se aferran al Inti Raymi, pese a restricciones

Independiente del Valle se juega el cupo a la fase de grupos ante Gremio; USD 3 millones en premio en juego en la Copa

Independiente del Valle en el viaje a Brasil para el partido ante Gremio, por la vuelta de la fase 3 de la Copa Libertadores. Tomado de Independiente del Valle

Independiente del Valle en el viaje a Brasil para el partido ante Gremio, por la vuelta de la fase 3 de la Copa Libertadores. Tomado de Independiente del Valle

Independiente del Valle en el viaje a Brasil para el partido ante Gremio, por la vuelta de la fase 3 de la Copa Libertadores. Tomado de Independiente del Valle

Gremio e Independiente del Valle jugarán este miércoles 14 de abriel el partido de revancha de la fase 3 de la Copa Libertadores. Los rayados se ilusionan con meterse en el Grupo A del torneo más importante del continente. USD 3 millones estarán en juego.

Gremio, uno de los equipos más grandes del continentes, precisará de su mejor fútbol para remontar  la ventaja del 2-1 logrado por el equipo de Sangolquí en el partido de ida de la Fase 3.

El equipo ecuatoriano, dirigido por el portugués Renato Paiva, se ha propuesto para esta temporada repetir y hasta superar su mejor actuación en la Copa Libertadores, que data de 2016, cuando perdió la final frente al Atlético Nacional colombiano.

Para ello cuenta con la ventaja que obtuvo el pasado viernes en la ida, que debía jugarse en Quito pero finalmente fue en Asunción, porque las autoridades ecuatorianas no autorizaron tras algunos casos de covid-19 en el equipo brasileño.

“Los veo muy bien, con la responsabilidad del partido en frente. Saben quién está del otro lado y que el resultado está abierto. Son conscientes del partido hecho en Asunción y lo que jugamos. Gremio tampoco va a ser igual porque venía con bajas. Va a ser un partido muy difícil. La localía se siente menos porque no tienen público”, dijo el DT en la conferencia de prensa.

El Gremio, campeón de la Libertadores en 1983, 1995 y 2017, le espera obligado a ganar, pero en su fortín de Porto Alegre, en el que suele hacerse fuerte. El equipo brasileño volverá a ser dirigido por Alexandre Mendes, auxiliar del entrenador Renato Gaúcho, que así como ocurrió en Asunción no podrá estar presente pues ha contraído coronavirus y aún está en proceso de recuperación.

Mendes ya ha confirmado que no podrá contar con el chileno César Pinares, que será una baja importante en la creación y sufrió una lesión muscular en el partido de ida frente al Independiente del Valle. La buena noticia, sin embargo, será la vuelta del defensa central argentino Walter Kannemann y del volante Maicon, recuperados de sendos problemas físicos y que pueden dar una mayor seguridad en la marca y la recuperación del balón.

Mendes también dispondrá del centrocampista Jean Pyerre, quien podría cubrir la vacante dejada por la lesión del chileno Pinares, y del delantero Pepe, el más posible socio del veterano Diego Souza en el ataque.