Menos niños en las aulas por falta de transporte y m…
El crimen organizado gana terreno en las fronteras e…
Aterrizaje forzoso
Organizada y periférica, dos tipos de alquiler de de…
La estrategia de Jorge Glas fue no presentarse a la …
El crimen organizado avanza ante una débil institucionalidad
Negocios suman más guardias por inseguridad
Proceso de paz en las cárceles no frenará, a corto p…

El técnico argentino Carlos Ischia, del Delfín SC, cumple con una solitaria cuarentena en un hotel de Manta

Carlos Ischia, director técnico argentino del Delfín SC. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Carlos Ischia, director técnico argentino del Delfín SC. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Carlos Ischia, director técnico argentino del Delfín SC. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El aislamiento obligatorio que rige en el país por el nuevo coronavirus (covid-19) tomó por sorpresa el argentino Carlos Ischia. Debido a la emergencia sanitaria, el DT de Delfín no tuvo tiempo de instalarse en su departamento, por lo que debe cumplir con la cuarentena en uno de los hoteles de la ciudad de Manta.

El extécnico de Boca Juniors y Rosario Central conversó vía telefónica con la radio FM 94.7 de argentina. Dialogó sobre su llegada al banquillo del vigente campeón del fútbol ecuatoriano, así como de la situación que atraviesa el país a causa de la pandemia por el covid-19.

El entrenador de 63 años llegó a Manta los primeros días de marzo en reemplazo del español Ángel López, luego del mal arranque de los ‘cetáceos’ en el torneo.

Dirigió en tres compromisos previo a la suspensión de la LigaPro por la pandemia. Dos de ellos fueron por Copa Libertadores: frente a Olimpia de Paraguay y Santos de Brasil. En el campeonato local debutó con una derrota (2-1) en condición de visitante frente a Liga de Portoviejo. Con Ischia en el banquillo Delfín cosechó un empate y dos derrotas.

“Pude dirigir tres partidos y luego se suspendió el campeonato. Entrenamos un día más y nos agarró la cuarentena”, reveló el entrenador, que también dirigió a Deportivo Quito, Barcelona SC y SD Aucas.

Entre su llegada a Manta y la declaración de la emergencia sanitaria emitida por el Gobierno no transcurrieron más de 15 días. Por tal motivo Ischia no tuvo tiempo de instalarse adecuadamente en su departamento. “Estoy haciendo la cuarentena en un hotel porque ni siquiera llegué a instalarme en el departamento que tenía reservado. Soy el único huésped”.

A pesar del poco tiempo que ha permanecido en el club, Ischia llenó de elogios el proyecto a largo plazo que encabeza la directiva.

Delfín se creó hace 30 años y está hace cinco o seis en primera división. Es un club chico con un gran presidente que lo está tratando de llevar a los primeros planos locales e internacionales”. También comentó al medio argentino que el equipo actualmente se encuentra en medio de una renovación, pues del plantel considerado titular la temporada pasada, solo se quedaron tres jugadores.