8 de febrero de 2019 22:30

La organización y protocolos de la LigaPro se evidenciaron desde el primer partido

Partido de la primera fecha del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol 2019 entre Guayaquil City y Macará jugado en el estadio Christian Benítez. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Partido de la primera fecha del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol 2019 entre Guayaquil City y Macará jugado en el estadio Christian Benítez. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Guayaquil
(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Pocos aficionados llegaron al estadio Christian Benítez para el partido que inauguró el primer campeonato organizado por la LigaPro. Cerca de 1 000 personas estuvieron en el escenario, para el juego en el que Guayaquil City igualó 1-1 ante Macará.

A la pista atlética del escenario solo podía ingresar el personal autorizado por la LigaPro: fotógrafos de medios impresos, pasabolas y el los encargados de la producción y transmisión del partido, empleados de GolTV.

Los colores de los chalecos diferenciaban a cada grupo. Los fotógrafos lucían un violeta encendido, el personal de seguridad verde fosforescente, el personal de GolTV naranja y los pasabolas una camiseta café.

Debido a que la LigaPro impidió el ingreso de medios digitales a la cancha, solo había siete fotógrafos en los bordes del gramado, dos de ellos pertenecían al equipo local, Guayaquil City.

Otro de los cambios respecto al 2018, fue que los jugadores ingresaron sin las tradiciones ‘mascotas’. En esta ocasión no hubo niños en la cancha, y en las
fotos de las plantillas solo se graficó a los miembros de la plantilla.

Partido de la primera fecha del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol 2019 entre Guayaquil City y Macará jugado en el estadio Christian Benítez. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Partido de la primera fecha del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol 2019 entre Guayaquil City y Macará jugado en el estadio Christian Benítez. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO


Por ser el primer partido, aún había desconocimiento sobre los protocolos a seguir. El equipo local fue llamado tres veces por los altoparlantes para que acudiera al corredor para ingresar a la cancha, junto al cuadro visitante.

Así mismo, los jugadores evitaban dar entrevistas a los periodistas antes del juego porque desconocían las medidas adoptadas por la LigaPro, respecto a la atención a los medios.

Para supervisar llegó el director ejecutivo de la LigaPro, Luis Manfredi. El look del ejecutivo español desentonó con el resto de espectadores, debido a que vestía un traje formal azul y corbata.

Debido al poco público y a las escasas opciones de gol durante el partido, no se registraron polémicas como reclamos a los árbitros, conatos de incidentes en las gradas ni reclamos exagerados desde la banca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)