6 de noviembre de 2019 00:00

El éxito de los rayados se labra también fuera de la cancha

Parte de los trabajadores de Independiente del Valle posan en la cancha de césped sintético del Complejo de Alto Rendimiento de Chillo Jijón. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

Parte de los trabajadores de Independiente del Valle posan en la cancha de césped sintético del Complejo de Alto Rendimiento de Chillo Jijón. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 14
David Paredes
Redactor (D)

Marcela Tolosa, la mucama del complejo de Chillo Jijón, trata de pasar desapercibida todo el tiempo. Llegó al Independiente del Valle hace ocho meses y desde entonces se ha vuelto una integrante más del primer equipo.

Los jugadores y el cuerpo técnico comandado por el DT Miguel Ángel Ramírez le tienen confianza. Ella es una de las 82 personas que trabajan en el complejo, pero de las pocas que se pasea sin restricciones por el edificio de concentración.

Su principal función es tener listas las habitaciones para cuando los futbolistas pernoctan antes de los partidos o de los viajes largos, como el que emprenden este miércoles 6 de noviembre del 2019 hasta Paraguay, para jugar la final de la Copa Sudamericana.

“Trabajo para el club desde este año. No soy hincha de Independiente del Valle. Me gusta más el América de Cali”, dice entre risas la colombiana.

En las oficinas del club, las más buscadas son las cuatro trabajadoras de contabilidad: Maggi Tuitise, Aracely Piedra, Kathy Muzo y Mónica Quijano son las responsables de pagar los salarios a los futbolistas.


Ellas también administran la caja chica del club y son las encargadas de que los trabajadores, incluyendo cuerpo técnico y dirigentes, firmen los roles de pagos.

En cancha, Mario Alcócer y su hermano Francisco, los utileros del equipo, se han transformado en el nexo entre futbolistas y entrenadores. Además de tener listos los implementos de trabajo y uniformes, son guías para los nuevos.

‘Junior’, como llaman a Mario, es además el administrador del grupo de WhatsApp de jugadores y cuerpo técnico. Por esa vía les comunica las normas, las sanciones internas y la agenda de actividades.

“Los utileros son fundamentales en el equipo. No solo por sus funciones, sino porque son el alma del club. Ellos son los que nos dieron la bienvenida a todos”, asegura el mediocampista Roberto Garcés.

Hay otros integrantes del cuerpo técnico que pasan desapercibidos, pero su trabajo es fundamental para el primer equipo. Luis Piedrahíta y Marco Sandoval son los encargados de los análisis de los videos. Graban todos los entrenamientos y lo condensan en compactos que luego son revisados por el DT y los futbolistas, antes de los partidos.

En Chillo Jijón laboran cerca de 150 personas. El club ha instaurado una estructura empresarial en su organigrama. Así, por ejemplo, cada departamento, por más pequeño que sea, responde a un director.

Uno de los casos más llamativos es el del finlandés Jarkko Tuomisto, quien hace dos años llegó a IDV para trabajar como preparador de arqueros en el cuerpo técnico del colombiano Alexis Mendoza.

Ahora es el director de goleros. Bajo su mando está Francisco Vásconez, quien trabaja con Hamilton Piedra y Jorge Pinos. Este último sería el arquero titular frente a Colón de Santa fe, este sábado.

En la cocina, a 100 metros del camerino, Yovani Valdiviezo prepara los almuerzos del plantel estelar y de los juveniles. Los menús son distintos, pero con la misma sazón.

Los dos comedores están separados por un cuarto de dos metros por cinco, donde está instalada una parrilla, una cocina industrial y dos lavaplatos. Ahí también trabajan Rosaura Cuzco, Ángel Vélez, Darío Almeida, Wilmer Valdivieso, Adriana Gómez, Christopher Almeida y Leandro Guzmán. Entre ellos arman las estaciones de comidas frías y calientes, cortan frutas para desayunos y almuerzos y, de vez en cuando, elaboran los platillos criollos.

Toda la dieta es revisada por Celio Romero, director del departamento médico del club, la nutricionista Sara Rivera y el entrenador Ramírez.

El control de peso es estricto. En la puerta del camerino hay una tabla donde se ve la evolución de los futbolistas durante la temporada. Esas mediciones se las realiza periódicamente.

Las maletas listas para viajar a Asunción

La delegación, que viaja a las 08:00 de este miércoles 5 de noviembre del 2019, desde el aeropuerto de Tababela estará compuesta por 120 personas. La dirigencia contrató dos vuelos chárter para movilizar hasta Paraguay al equipo, familiares, trabajadores y dirigentes. Se hospedarán en el hotel Crowne Plaza de Asunción.

El Itinerario

Miércoles 6 de noviembre

El equipo viaja a las 08:00 hasta Asunción (Paraguay). El arribo está programado para las 15:40. Después habrá descanso.

Jueves 7 de noviembre
Los rayados trabajarán en el estadio Defensores del Chaco a las 17:00. A su término habrá atención a la prensa.

Viernes 8 de noviembre
Se realizará el reconocimiento del estadio General Pablo Rojas y el entrenamiento en el Defensores del Chaco.

Sábado 9 de noviembre
El partido está pactado para las 15:30. El equipo llegará dos horas antes al estadio.

Domingo 10 de noviembre
El equipo volverá al país a las 11:05.

placeholder
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)