Destitución presidencial, un recurso difícil de lograr
Gobierno analiza propuestas para la reactivación económica
El diálogo entre Gobierno y Conaie quedó sin fundamento
El pedido correísta de destitución de Lasso, sin res…
Baños de Agua Santa afectada por aluvión; un falleci…
Edad no impide aprender nuevos talentos
Con registro, usuarios lograron comprar gas doméstic…
La Asamblea de los Pueblos se realizó en Casa de la Cultura

El jugador brasileño Robinho niega graves acusaciones en Italia

Robinho jugó en el AC Milán la temporada 2010-2011. Foto: Archivo

Robinho jugó en el AC Milán la temporada 2010-2011. Foto: Archivo

Robinho jugo en el AC Milán la temporada 2010-2011. Foto: Archivo

El delantero brasileño Robinho negó tajantemente hoy, 22 de octubre, cualquier participación en la supuesta violación sexual colectiva de una joven en enero de 2013, cuando jugaba para el AC Milan.

“Ante las informaciones que involucran al futbolista Robson de Souza (Robinho), difundidas en forma irresponsable hoy en medios de Italia y reproducidas en Brasil sin ninguna verificación sobre su veracidad, Robinho afirma que no tiene ninguna participación en el incidente mencionado”, indicó una nota divulgada en la página oficial del atacante.

El comunicado agregó que, “pese a que está indignado”, Robinho se siente respaldado por su familia y por su fe religiosa, y “agradece a todos los que hinchan por él, que conocen su carácter y que, por lo tanto, saben que jamás cometería tal acto”.

El texto asegura además que el jugador de 30 años ya está tomando “todas las medidas legales”. La nota divulgada por el brasileño es una reacción a la noticia publicada hoy por el diario ‘Corriere Della Sera’, que aseguró que el jugador está siendo investigado por haber supuestamente participado, conjuntamente con amigos, en la violación de una brasileña de 18 años.

La propia muchacha denunció el supuesto ataque sexual, según el informe del rotativo italiano. Robinho regresó en agosto pasado al equipo de su juventud, el Santos, tras ser cedido a préstamo por el Milan, que lo fichó en 2010 al Manchester City.

El futbolista había enfrentado en 2009 una acusación de violación sexual, pero las investigaciones desestimaron la sospecha.