25 de noviembre de 2018 00:00

Dayana Ramón quiere convertirse en seleccionada del Ecuador

Ramón luce la tradicional vestimenta de Chola Cuencana en una de sus actividades sociales. Foto: Manuel Quizhpe/ EL COMERCIO.

Ramón luce la tradicional vestimenta de Chola Cuencana en una de sus actividades sociales. Foto: Manuel Quizhpe/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Manuel Quizhpe
Redactor
(F-Contenido Intercultural)

La vida de Dayanna Ramón cambió drásticamente desde que fue elegida Chola Cuencana, el 3 de noviembre. Ahora su tiempo se distribuye entre sus estudios, las labores sociales y otras obligaciones como su asistencia a las prácticas de fútbol.

Ramón es volante de Atlético Júnior, equipo de fútbol que en la última fecha (el pasado domingo) perdió la posibilidad de clasificar a la fase final en busca del ascenso a la Serie B. La futbolista, de 16 años, sobresalió en ese cotejo ante Independiente JL pese a que dejó de entrenarse debido a sus ocupaciones como ‘cholita’.

Ella recuerda que, en un partido amistoso entre la selección de la parroquia Nulti (a la que representa y con la que fueron campeonas en 2017) y el equipo Atlético Júnior, fue reclutada por el DT Guido Guillermo. “El profesor vio mis condiciones y me invitó a ser parte del equipo”.

Guillermo destaca que, por sus actuaciones y por su personalidad, Dayanna fue capitana del equipo en 2017. A pesar de las dificultades que tiene para llegar desde su parroquia a los lugares de entrenamientos (en el Paraíso o en el parque del Ángel), se esfuerza por cumplir con su responsabilidad como deportista.

“Es titular y siempre trata de dar lo mejor en la cancha. Es aguerrida”. Este año, Atlético Júnior fue campeón del torneo Futbolazo, que se realiza en Cuenca y Ramón fue capitana. El DT insiste que “es una jugadora de buenas condiciones y clave en la búsqueda del cupo a la Serie B”.

Empezó a jugar en la escuela, pero desde hace tres años juega con el Atlético. “Mi función es de marca, de recuperación y distribución a la compañera mejor ubicada”.

Los entrenamientos son de 19:00 a 21:00. Terminada la jornada, su técnico la deja en su domicilio.

La Chola Cuencana agradece a sus padres Manuel Ramón y María de Lourdes Criollo por apoyarle en todos sus proyectos.

Dayanna es alumna del tercero de bachillerato de la Unidad Educativa Francisca Dávila. Pretende formar un equipo femenino de fútbol sala para competir en los Juegos Intercolegiales. Ella espera que haya el apoyo de las autoridades educativas.

Después de graduarse en el colegio pretende seguir una carrera universitaria afín con el deporte. Tiene tres opciones: Cultura Física, Psicología Deportiva y Comunicación Social. “Me gustaría ser periodista deportiva. Me han dicho que me desenvuelvo de buena manera en público”.

Con la ropa tradicional de Chola Cuencana: blusa, pollera bordada, aretes de oro, sobrero de paja toquilla y chalina, Dayanna se muestra como una joven con conceptos claros. Habla con seguridad y firmeza, una virtud que fue influenciada por su madre. Tampoco tiene problemas en revelar que su padre es empleado privado y que los fines de semana se desempeña como jardinero. Su progenitora es ama de casa. “Si algún vecino quiere que le hagamos un corte al césped o a sus plantas ahí estamos”. Se suma su hermano menor, Paúl, quien tiene 15 años.

En lo deportivo, aspira a convertirse en futbolista profesional y ser convocada a las selecciones nacionales. A su criterio, el balompié femenino de Ecuador ha mostrado sus progresos; sin embargo, falta más espacio de difusión. “Debe darse la misma importancia que se hace con los varones”.

El martes pasado, el Consorcio de Juntas Parroquiales de Cuenca posesionó a Dayanna Alexandra Ramón Criollo como la Chola Cuencana del período 2018-2019.

En la elección participaron 19 candidatas de las 21 parroquias rurales del cantón, quienes representan a la mujer campesina y a su labor en la sociedad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)