Argentina rechaza el nuevo despliegue de armamento b…
Transportistas rechazan impuesto de matriculación ap…
‘Cat lovers’ de Quito tienen sus propios refugios
Devolución de cobros indebidos y con intereses, una …
Los problemas de salud mental aumentaron en los univ…
Policías se toman la Quinta Avenida para despedir a …
Secretario de Estado de Estados Unidos ratifica a Ec…
Secretario, que difundió información reservada del c…

Kobe Bryant, el astro que amaba el fútbol y el español

Los fanáticos dejaron ofrendas florales en el Staples Center de Los Ángeles. AFP

Los fanáticos dejaron ofrendas florales en el Staples Center de Los Ángeles. AFP

Los fanáticos dejaron ofrendas florales en el Staples Center de Los Ángeles. AFP

El 13 de abril del 2016, Kobe Bryant pisó por última vez la pista del Staples Center, como jugador, el escenario en que Los Ángeles Lakers juegan como local. Ese día, su equipo se enfrentó con los Utah Jazz y ‘Black Mamba’ mostró su ferocidad competitiva: anotó 60 puntos para apuntalar una sufrida victoria de 101-96. Aquel día fue tendencia en Twitter: su apellido apareció en 4,5 millones de tuits.

Luego, la estrella, que el domingo falleció a los 41 años, cuando el helicóptero en el que se transportaba se estrelló en la zona de Calabasas en California, compareció en la rueda de prensa y sorprendió al contestar un par de preguntas en español.

“Los fans latinos fueron los que siempre me abrazaron más. Mi español no es tan bueno, pero dame (sic) dos o tres años más para hablarlo bien. Mi esposa y mis hijas me ayudan con el idioma”, contó en aquella jornada histórica para él en un más que aceptable español.

El video de aquella rueda de prensa volvió a cobrar vigencia, en medio de las muestras de dolor y estupor por su ausencia.

Vestido con la camiseta 24 de Los Lakers, aquella que el equipo retiró de circulación, al igual que el 8 –los dos números que usó en dos décadas con el equipo. Bryant recordaba al niño que vivía en Italia (sic) y que no decidía si quería ser futbolista o basquetbolista. Luego él haría historia al lograr cinco anillos de la NBA, dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos y ser el cuarto mejor encestador de la historia de la competición estadounidense, solo por detrás de míticos jugadores: Kareem AbdulJabbar y Karl Malone y Lebron James.

Los logros del astro Kobe Bryant

5 títulos con Los Angeles Lakers: 2000-2002, 2009 y 2010.
336 puntos para ser el mayor anotador de la historia de la NBA
546 puntos para ser el cuarto mayor anotador en ‘playoffs’
25 partidos con 50 o más puntos anotados
1 346 partidos jugados en la NBA
2 medallas de oro de baloncesto en los Juegos Olímpicos.

Además de Bryant, en el percance fallecieron su hija Gianna, el entrenador de béisbol John Altobelli, su esposa Keri Altobelli, su hija Alyssa Altobelli, Sarah Chester y su hija Payton Chester y Christina Mauser, entrenadora de baloncesto en la Harbour Day School en Newport Beach, donde la hija de Bryant asistía a la escuela. Ellos intentaban llegar a la academia de baloncesto Mamba Sports, fundada por Bryant, que se encontraba en Thousand Oaks, cerca de Calabasas.

La estrella del baloncesto intentaba dominar el español, idioma nativo de su esposa mexicana Vanessa Laine. En otra entrevista, el astro contaba que, para perfeccionar la lengua, veía ‘Sábado Gigante’, el exitoso programa del presentador chileno Don Francisco (Mario Kreutzberger) y la novela azteca ‘La Madrastra’.

Pero, además de aprender español, la desaparecida figura tenía otra debilidad: amaba el fútbol. En ello influyó su infancia en Italia, adonde le llevó su padre Joe, en los años finales de su carrera como basquetbolista.

Hincha declarado del AC Milan, Bryant siempre declaró su amor por el equipo comandado por Arrigo Sachi, en el que brillaron Marco Van Basten y Ruud Gullit, a finales de los ochenta. Los deportistas desarrollan un código particular que los unifica, que los hermana. Kobe Bryant tenía la capacidad de relacionarse y hacer clic con otras superestrellas, sobre todo con futbolistas. Por compromisos publicitarios conoció a Ronaldinho Gaúcho, quien a su vez le presentó a Lionel Messi. También se hizo muy amigo de Neymar y coincidió en eventos con Cristiano Ronaldo. Por eso, el fútbol lloró su partida: el domingo 26 de enero del 2020 el Real Madrid inició su entrenamiento con un minuto de silencio y Neymar, el pasado domingo, le dedicó su gol con el PSG francés. En Italia, el AC Milan y el Pallac Reggiana, el equipo en el que jugó baloncesto de niño Bryant, le preparan homenajes. El dolor invade al deporte.

Suplementos digitales