Las modelos visten diseños de Cristina León. Foto: Galo Paguay / Chic!

Las modelos visten diseños de Cristina León. Foto: Galo Paguay / Chic!

Lunes 05 de febrero 2018

Le Fashionist reunió a trece diseñadores en el Jardín Botánico

Ana C. Alvarado. Redactora (I)

El Museo del Bosái, en el Jardín Botánico de Quito, fue el escenario de la segunda edición de Le Fashionist. Este evento, que se inició la noche del jueves y finalizó el sábado, tiene el objetivo de mostrar colecciones de creativos ecuatorianos para la primavera-verano.

La noche del jueves, el equipo de Chic! estuvo en el desfile para conocer las propuestas más recientes de ropa, calzado y accesorios.

La primera salida fue de Makiatto, la marca de la diseñadora de calzado Paulina Anda. La colección Aqua se inspiró en el elemento azul y turquesa que predomina en las Islas Galápagos. Los zapatos de taco ancho y los zapatos bajos contaron con transparencias en plástico para el calzado, una tendencia que está creciendo a escala internacional y ahora también en el diseño local.

Las transparencias en el calzado son una tendencia para el 2018. Foto: Galo Paguay / Chic!

Las transparencias en el calzado son una tendencia para el 2018. Foto: Galo Paguay / Chic!


Le siguió C & A Boots, una pasarela de calzado masculino. Diego Reyes, el creador de esta firma, vistió a los modelos con una camiseta blanca y un jean básico con el fin de que destaquen las botas y botines de cuero inspirados en la cultura del rock y del motociclismo.

Cecilia Rosero, por su lado, presentó su línea de bisutería en la que predominaron los pompones para aretes o para dijes de collares, en colores vibrantes como en anaranjado o el fucsia. El estilo oriental fue dado por mullos de hilos de cuero y piezas metálicas con formas de mandalas.

El primer día de pasarelas fue cerrado por Cristina León, quien presentó una colección dominada por una paleta de rojos y azules. Telas de aspecto líquido, como la seda, fueron el material de blusas de mangas anchas, de blusas con corbatines o de prendas superiores inspiradas en las capas y los ponchos. Para las prendas inferiores, la silueta marcó la cintura. Pantalones y faldas cortas o largas complementaron la propuesta.

Bisutería de Cecilia Rosero. Foto: Galo Paguay / Chic!


Para el segundo día estaba previsto que Carolina Crespo, diseñadora de moda y accesorios para mujer; Elizabeth Haro, artesana que elabora muñecas de trapo, y Natasha Fonte, diseñadora de indumentaria que proyecta sensualidad, presentaran sus creaciones.

Le Fashionist tenía planeado finalizar el sábado, con la participación de la diseñadora de moda femenina Anabel López, la diseñadora de calzado Dani Rubio y la diseñadora de joyas Sofía Romo. Este evento es organizado por Esteban Azcona, un diseñador de abrigos de piel sintética que se dio a conocer el año anterior en el desfile La Navaja. De acuerdo al programa, Azcona fue el encargado de cerrar el desfile, un acto usualmente reservado para diseñadores con trayectoria.