1 de febrero de 2021 00:00

Réplica a un artículo

valore
Descrición
Indignado 125
Triste 2
Indiferente 37
Sorprendido 1
Contento 419
Rafael Correa Delgado

El Dr. Enrique Echeverría G., el día 18 de enero, en este Diario, con el título “¿Otra “Pichicorte?”, me ofende, calumnia, atenta contra mi honra, honor y llevado por intereses y frenesí político, con un odio recalcitrante, me ataca infame e inescrupulosamente, pretendiendo denostar la candidatura el Econ. Andrés Araúz, porque la oligarquía, testaferros traidores, corruptos y sicarios intelectuales y morales, saben que los pobres del Ecuador ya tomaron la decisión en las elecciones del 7 de febrero del 2021; frente a la infame persecución de que he sido víctima, el pueblo respalda mi inocencia.
Poco le faltó al Dr. Echeverría, para pedir que a este desgobierno le den una medalla y condecoración a la honestidad y a la eficiencia; a él no le importa los miles de muertos que la pandemia del covid-19 provocó en el Guayas y en el resto del país, por un ineficiente y corrupto desgobierno, que se dedicó a hacer negociados y a robarse la plata, con la mirada complaciente de la Fiscalía y Contraloría General del Estado y estas actitudes deshonestas, pícaras, son las que apoya mi gratuito ofensor el Dr. Enrique Echeverría G.
Quien diga que el pseudo proceso penal, por el que miserablemente he sido sentenciado, es imparcial, justo y honesto, es un corrupto, mercenario y sicario de la verdad y la justicia.

Solo los señoritos, oligarcas, pelucones y sus esbirros, pueden decir que los USD 1 000 que se le entregarán a un millón de familias pobres, es demagogia, porque consideran que los USD 1 000 no es nada, que es una burla, esos son infames, mentirosos y cobardes; USD 1 000 van a permitir a un millón de familias, solventar su problema de hambre, además de que significa un capital para iniciar pequeños emprendimientos, en sus barrios; y, así se les permite reactivar su economía, trabajo, etc., inyectando mil millones de dólares a un millón de familias pobres, este es un salvataje social económico para los más necesitados del país, pero ellos prefieren el salvataje económico de los bancos, de cientos de miles de millones de dólares, solo por la jugosa comisión y negociados que hacen.

La infamia en mi contra se culminará el 7 de febrero del 2021, cuando el pueblo les demostrará que no les cree a los oligarcas y corruptos.
¿Qué sabe la oligarquía, traidores y mafias gobernantes de los pobres?, si solo me calumnian e infundadamente atacan al binomio de la esperanza, del futuro.

El pueblo es el único Juez y en las elecciones del 7 de febrero, evidenciando que creen en mi inocencia y que soy un perseguido político de la justicia y de los corruptos enquistados en el desgobierno.  Gutemberh Vera Páez, Apoderado Especial, Econ.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (115)
No (29)