26 de enero de 2021 07:28

El pintor guayaquileño Enrique Tábara fallece a los 91 años

El pintor guayaquileño Enrique Tábara falleció el 26 de enero del 2021, a los 91 años de edad. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

El pintor guayaquileño Enrique Tábara falleció el 26 de enero del 2021, a los 91 años de edad. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 19
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Tendencias

El pintor guayaquileño Enrique Tábara murió el lunes 25 de enero del 2021, a los 91 años, en su hacienda ubicada cerca de Quevedo. Deja un legado artístico sin parangón, caracterizado por su constante exploración del color y de la condición humana.

Desde que ingresó a la Escuela de Bellas Artes de Guayaquil en 1946 no abandonó el oficio creador, el cual comenzó bajo el influjo de los maestros Hans Michelson y Martínez Serrano, que inculcaron la disciplina pero también la búsqueda constante de un lenguaje propio.

Influenciado en un inicio por la corriente del expresionismo indígena, rápidamente se decantó por su propia versión y transmitió el dolor de los habitantes marginales de Guayaquil en cuadros que impactaron a la crítica, tanto por su estilo personal como por la capacidad de reflejar el drama de obreros, carboneros o prostitutas de manera concreta y cuestionadora.

Su primera exposición fue en 1951, en Guayaquil, y la primera vez que expuso en el exterior fue en 1955, en Barcelona. Expuso en casi todos los países de América Latina y también en Estados Unidos.

Tábara dijo esto sobre su propia obra: "Por mucho tiempo estuve obsesionado por descubrir todas las posibilidades de expresión del color, sus contrastes, tonos, densidades y relaciones armónicas o desarmónicas; la luz al ubicarla en un determinado tipo de imagen, descubrir el choque visual que se produce al ponerlos en disputa, color y línea, sobreponiéndose el uno al otro.
Con el manejo del color sucede algo distinto a otras disciplinas, no vale lo aprendido o vale muy poco... Las emociones están supeditadas al simple impacto del color que descubrimos en la realidad exterior.
El artista creador sabe que crear significa no repetir sino inventar, receptar, ordenar algo nuevo. Aún considerando que jamás podría existir un divorcio absoluto de la línea y el color, este es lo más importante en la pintura."

Para conseguir tranquilidad en esa búsqueda, se refugió en una hacienda de Los Ríos, donde siguió trabajando hasta su deceso, reinventándose siempre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)