La cantante Demi Lovato se salvó de morir de una sobredosis el pasado 24 de julio del 2018 gracias a la naloxona, un medicamento que contrarresta los efectos de los opiáceos. Foto: Facebook/ Demi Lovato.

La cantante Demi Lovato se salvó de morir de una sobredosis el pasado 24 de julio del 2018 gracias a la naloxona, un medicamento que contrarresta los efectos de los opiáceos. Foto: Facebook/ Demi Lovato.

Sábado 28 de julio 2018

#paraquecaches

¿Qué es la naloxona? el medicamento que le salvó la vida a Demi Lovato

Redacción Afull (I)

A dos días de que la cantante estadounidense Demi Lovato fue internada en el hospital tras una sobredosis, se han conocido más detalles sobre lo sucedido con la intérprete. Uno de estos es que estaba en una celebración en su casa ubicada en Hollywood cuando sufrió la sobredosis y que las personas que la acompañaban le administraron naloxona

Tras seis años de sobriedad, la intérprete de Sorry Not Sorry fue ingresada en el  Cedars-Sinai Medical Center en Los Ángeles el pasado 24 de julio del 2018 por una sobredosis que, según medios estadounidenses fue de heroína, sin embargo, esto no ha sido corroborado por fuentes oficiales. 

La heroína, según el National Institute on Drug Abuse de Estados Unidos, "es una droga opiácea (derivada del opio) elaborada a partir de la morfina". Esta droga "ingresa rápidamente al cerebro y se adhiere a los receptores de opioides de células en varias áreas, particularmente aquellas que están asociadas con las sensaciones de dolor y placer y las que controlan el ritmo cardíaco, el sueño y la respiración", afirma el portal web. 

El medio especializado en noticias del mundo del espectáculo, People informó que los amigos de Lovato lograron revivir a la intérprete con un medicamento una vez que sufrió la sobredosis. "Consumieron toda la noche. Llevaban consigo naloxona para este tipo de situaciones- estaban preparados por si esto ocurría", dijo una fuente al citado medio.

Jenny Martínez es médico pediatra de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Baca Ortiz de Quito. Ella explica que la naloxona es un "antagonista de los receptores opioides" que por lo general se utiliza para contrarrestar "los efectos indeseados ocasionados por una sobredosis de analgésicos opioides", como la morfina. 

El National Institute of Drug Abuse de EE.UU., dice en su sitio web que los "opioides son medicamentos que alivian el dolor". En esta categoría ingresan medicinas conocidas como la vicodina, el OxyContin, el Kadian y la Avizna, la codeína entre otros.

Pero también hay opioides ilegales y entre ellos está la heroína. La naloxona puede cotrarrestar la sobredosis de heroína "si se administra inmediatamente" afirma el sitio web. 

Este medicamento, dice Martínez, también se puede utilizar en individuos que tengan "dependencia física, psíquica o una adicción a los opioides" y su administración desencadena un "síndrome de retirada" de la sustancia consumida.  Se adhiere a los receptores de opioides y bloquea los efectos de la heroína y otras drogas opioides en el cuerpo. 

Según Martínez, por lo general este medicamento se administra de forma intravenosa. Sin embargo, también puede aplicarse por vía intramuscular o subcutánea.  La naloxona es metabolizada a nivel hepático y a veces es necesario administrar más de una dosis para ayudar a la persona con sobredosis. Eso fue lo que sucedió con Lovato a quien los paramédicos que atendieron también le administraron el mismo medicamento. 

Si bien la medicación está recomendada para rebatir los efectos que puede crear cualquier tipo de droga, Martínez explica que puede generar efectos secundarios propios. Entre estos están la hipotensión (baja de presión), hipertensión (aumento de presión), arritmias cardíacas y taquiarritmias. 

Nauseas, vómitos, irritabilidad, temblores y sudoración excesiva también son algunos de los efectos secundarios conocidos tras la aplicación de este medicamento. Martínez dice que hasta la actualidad no se han descrito casos de sobredosis o toxicidad causados por la administración de naloxona. 

Este medicamento se administra por medio de dosis establecidas acorde al peso de la persona a la que se le aplica el medicamento que puede ser usado en niños y en adultos. Sin embargo, "hay que tener precaución en mujeres embarazadas, porque puede atravesar la placenta y precipitar el síndrome de abstinencia en el feto, así como en la madre", concluye Martínez. 

El pasado 25 de octubre del 2017, la BBC publicó un informe sobre la crisis de opioides en EE.UU. El país es el primero en la lista de consumo pues "por cada millón de estadounidenses, se toman casi 50 000 dosis de opioides  todos los días".