7 de junio de 2020 00:00

Verónica Artola: ‘La pandemia magnificó los problemas ya existentes’

Verónica Artola, gerente del Banco Central del Ecuador- Foto: archivo / EL COMERCIO

Verónica Artola, gerente del Banco Central del Ecuador- Foto: archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 12
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Mónica Orozco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrevista a Verónica Artola, gerente del Banco Central del Ecuador

El BCE proyecta una caída de hasta el 9,6% en 2020, ¿ es la peor caída histórica?

Es la peor caída del PIB desde que tenemos registros. Es una crisis mundial. La gente del FMI decía que nunca en la historia, desde que existe el ente, se había visto algo tan fuerte en la economía mundial y que es la primera vez que tuvo solicitudes de la mitad de los países del mundo pidiéndole dinero vía instrumentos de financiamiento rápido.

¿En qué se diferencia la crisis actual que enfrenta el Ecuador con la de 1999?

El país vivió en 1999 una crisis financiera, enmarcada en ese sector que nos llevó a la dolarización. Ahora el sistema financiero está sólido y eso es bueno, pero hay una combinación bastante complicada de otros factores: caída del precio del crudo, una economía que ya se venía desacelerando y un cierre de los socios que compran nuestros productos, migrantes que no pueden enviar remesas, una economía paralizada. Hay 250 000 personas desafiliadas al Seguro Social. Esta era una bomba complicada de administrar y estos son los resultados.

¿Cuánto pesa la pandemia en el cálculo, considerando que ya se arrastraba una crisis de deuda y fiscal?

Calcular el peso es difícil. Producto de la pandemia vamos a tener menos ingresos, el Fisco tiene que hacer ajustes más drásticos, las exportaciones caen. Pero, definitivamente, la pandemia magnificó todo lo que veníamos arrastrando. Si hubiéramos tenido un fondo de ahorro habría sido diferente. El Banco Central también habría podido actuar de otra manera. Pero no es así y tenemos que actuar responsablemente, tenemos que preservar la dolarización y las reservas internacionales como el Jefe de Estado ha dicho. Las reservas cayeron a USD 3 000 millones en la última semana, pero estamos esperando que en las próximas semanas ingresen unos USD 1 000 millones. Reorganizar la deuda externa, por el Ministerio de Finanzas, es muy importante para aliviar el pago de los intereses que tenemos y eso también ayuda a que salgan menos recursos de la reserva internacional. Los países también se van abriendo y eso ayudará a subir las exportaciones para que entren más divisas. Antes pensamos en fortalecer la liquidez vía inversión extranjera, pero en estos momentos es complicado y se está recurriendo a la deuda.

¿Se debe dejar de pagar la deuda como dicen algunos?

Me parece que son propuestas gravísimas e irresponsables. Algunos dicen que en el 2008 éramos más fuertes para ir contra los mercados y fuimos a un default (no pago). Pero luego de eso nos costó 10 años volver a recuperar la confianza de los mercados internacionales. Además, una cosa fue tomar una decisión así con un petróleo de USD 100; ahora con un barril de USD 30 es muy complicado. La única fuente de ingreso para sostener la dolarización es el endeudamiento externo. No pagar sería grave. Sería como ir a la tienda y pedir que me fíen pese a que no quiero pagar una parte de lo que debo. La tienda no me va a prestar. No es que queremos privilegiar el pago de la deuda, sino que la lógica ha sido pagar una mínima parte para acceder a importantes recursos de los multilaterales, que han servido para mantener la dolarización.

¿Cuándo llegará el crédito del Flar para fortalecer las reservas?


Ya están todas las autorizaciones. La próxima semana esperamos hacer los trámites con el Flar y pedir el desembolso cuando lo necesitemos. Son USD 418 millones.

¿Una caída de hasta el 9,6% es el peor escenario de este año o podría empeorar aún más?

Según el cronograma estadístico, el BCE debe presentar las previsiones dos veces en el año, una en mayo y otra en octubre. En este momento es el peor escenario. Más adelante se va a hacer una nueva previsión y esperaríamos que las cosas se vayan reactivando.

¿Cómo se puede hablar de reactivación con una proyección que apunta a una caída del 9,6%?

Eso es clave para que la economía no tenga resultados peores de lo que ya está teniendo en este momento. Obviamente, no vamos a llegar a los niveles de ventas del año pasado, pero sí algo más que lo logrado en el segundo trimestre, el cual será el más negativo de este año. Por ejemplo, se prevé que los vuelos internacionales se reanuden y, con ello, la actividad turística. No creo que la economía pase a cifras positivas este año, pero al menos que no caiga tanto.

¿Cuándo ya se podrían ver cifras positivas?


El escenario es tan incierto que es difícil decir. Esperamos que el próximo año se pueda estabilizar la economía y tener crecimientos cercanos a cero. En el corto plazo esto no se ve. La gente del FMI decía que en este esquema de dolarización y con todo lo que hemos dicho el Ecuador ha sido uno de los países más golpeados del mundo por el coronavirus.

¿A qué sectores de la economía les irá peor el 2020 y a cuáles mejor?

Turismo, transporte, administración pública, manufactura pueden caer más del 10%. Prácticamente todos tienen cifras negativas, excepto banca y refinación de petróleo.

Formación 

Economista por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, con maestría en Economía Aplicada en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Experiencia 

La funcionaria se ha desempeñado como subsecretaria de Planificación para el Buen Vivir y Subsecretaria de Seguimiento y Evaluación en la ex Senplades; secretaria del Consejo Nacional de Planificación; intendenta de Control de Concentraciones en la ‘Súper’ de Control de Poder de Mercado, etc.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (62)