19 de September de 2009 00:00

Unas vacaciones todo incluido...

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Vicente León T.

Al llegar el momento de elegir el lugar perfecto para vacacionar tenemos un sinnúmero de opciones, pero quién no puede caer en la tentación del servicio ‘todo incluido’, de la empresa Decameron.

En la salida prevista del 6 al 10 de septiembre de este año, luego de unas dos horas de haber sobrevolado  Quito, regresamos al aeropuerto por un inconveniente presentado en el aeropuerto de San Andrés.

Por el lapso de cuatro horas todos los pasajeros en la sala de espera reclamábamos por un mínimo de consideración que se nos  tenía que dar, pero el representante de la empresa Decameron decía no tener el poder para tomar decisiones en estos momentos críticos, donde hasta la más pequeña agencia de viajes habría actuado de inmediato con por lo menos el traslado de los pasajeros de provincia hacia un hotel hasta que se encuentre una solución al problema.

Esto finalmente sucedió pero en unas condiciones no aptas para un pasajero, porque eran como 70 personas de provincia a las cuales se les ubicó en ocho habitaciones que tenían convenio con un hotel cercano.

Como era de esperarse, esto colmó la paciencia de algunos pasajeros, quienes cancelaron definitivamente  las vacaciones que tanto habían deseado y planificado.

Gracias a Dios, pudimos salir el día siguiente a nuestro destino y como gratificación por los inconvenientes presentados se nos otorgó una cena en uno de los hoteles de la cadena.

Es así como termina la promoción ‘todo incluido’ con una noche gratis (en la sala de espera del aeropuerto), mal trato y falta de consideración por parte del personal de la agencia de viajes y, como si fuera poco, para recompensar la noche perdida nos ofrecen una en el Hotel de Mompiche, próximo a inaugurarse, pero con la restricción de no hacer uso de ella en fines de semana ni feriados.

Así que si deciden vacacionar con el paquete ‘todo incluido’ vayan preparados para todo lo que pudiera ocurrirles, porque con estas promociones uno no sabe lo que le espera.

Lo que sí es ciento por ciento seguro es que ponen a prueba la paciencia del pasajero. A todos los que opten por el paquete ‘todo incluido’ les deseo mucha suerte en su próximo destino.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)