5 de September de 2009 00:00

El sistema de cobro cambia en los buses

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca 

Los cuencanos beneficiarios de la tarifa reducida (USD 0,12) pueden seguir pagando el pasaje urbano con monedas y no solo con la tarjeta Urbania, en los buses. 

A este acuerdo llegaron los representantes de la  Cámara de Transporte, del Municipio de Cuenca y de  la Defensoría del Pueblo de Azuay.

El defensor del Pueblo, Darwin Muñoz, interpuso un Recurso de Protección contra las autoridades  de las dos entidades antes mencionadas.

Esta acción se dio ante  la imposición de que a partir del pasado 15 de agosto los estudiantes, personas con discapacidad y  de la Tercera Edad utilicen solo  la tarjeta prepago Urbania.

La audiencia  en el Juzgado Primero de Tránsito  debía cumplirse el martes pasado, pero se suspendió porque las partes involucradas empezaron a entablar el acuerdo.

La nueva Audiencia está prevista para el próximo jueves. El demandante y los demandados acordarán los términos del acuerdo para aprobarlo en la nueva cita judicial.

Pese al acuerdo, los 475 buses que circulan en la ciudad aún mantienen activa la información digital para el cobro de la tarifa diferenciada. “Desde el 15 de agosto, la tarifa reducida solo se paga con la tarjeta prepago”. Marianita Paucay, de 71 años, oriunda de la parroquia Baños, desconoce el lugar dónde se puede adquirir la tarjeta.

Ella se sentía perjudicada  con la medida. Alega que en ocasiones, cuando ha estado sola en la parada El Chofer, no la recogieron.
“Pienso que hacen eso porque soy anciana, ando lento y solo pago con centavos”.

Patricio Segarra, presidente de la Cámara de Transporte, insiste en que todo conductor dispone de tarjetas prepago para ayudarles en la cancelación del pasaje a los estudiantes que no disponen de centavos.

Hace tres meses, la Defensoría del Pueblo consiguió que se exija el retiro de los torniquetes. La Cámara  de Transporte pidió plazo para hacerlo.
 
Precisamente,  la imposición del pago de  la tarifa reducida con tarjetas era parte de los ajustes técnicos para iniciar  el retiro de esos aparatos.

USD 7 millones costó la implementación del nuevo sistema de cobro en los 475 buses urbanos de Cuenca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)