Conaie dice que no irá a diálogos sin resultados
Director y guía de la cárcel de Guayaquil, despedido…
Animada jornada de compras en Guayaquil por extensió…
Arte y artesanías en los corredores culturales
La formación de un ‘tornado’ sorprendió a Quito
408 plazas, en Zona Azul para motocicletas en Quito
Leyes para uso progresivo de la fuerza y seguridad p…
Salario de hombres subió USD 23,9; el de mujeres, USD 2,2

Policía investiga envío de material explosivo hallado en bus interprovincial

Material incautado fue trasladado a Quito y se espera una orden de un Juez para la destrucción controlada. Foto: Cortesía / Policía Nacional

Una 200 cápsulas eléctricas y 700 metros de cordón detonante fueron descubiertos en un bus de transporte interprovincial de pasajeros que circulaba con destino a la ciudad de Tulcán, en la provincia de Carchi.

Richard Karolys, jefe de Policía Nacional en la Zona 1 encargado, informó la tarde del lunes, 18 de octubre de 2021, que el material explosivo era trasladado en seis canastas de totoras en una de las bodegas de equipaje del autobús.

Personal de las unidades de la Dirección de Inteligencia y de Control Fronterizo de la Policía alertaron el domingo último sobre el envío de esta encomienda que se habría realizado desde una comunidad del cantón Otavalo, en Imbabura.

Por esta razón, el bus que iba con 40 pasajeros fue interceptado a la altura de la parroquia de El Priorato, en el norte de Ibarra, para una inspección minuciosa. Miembros del escuadrón antiexplosivos del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) llegaron desde Quito para analizar estas canastas que tenían colocadas cables de color azul.

Los policías hallaron que, en el contorno de las canastas, entre pequeñas y grandes, habían sido escondidos las cápsulas eléctricas y el cordón detonante.

No hubo detenidos, pero la Policía realiza las investigaciones para determinar a los responsables.

Según Karolys, las primeras investigaciones señalan que el material explosivo estaría destinado a grupo irregulares de Colombia.

Suplementos digitales