Vecinos cuentan los tesoros de su barrio
Nueva Ley establece fusión entre BanEcuador y la CFN
Tres secretarías se enfocan en lo social y la inversión
Déficit de 6 000 docentes en Ecuador
Más migrantes vuelven al Ecuador por festividades
Argentina detecta primer caso de Ómicron en viajero …
Cuenca encendió su árbol de Navidad
Trámite de derogatoria a reforma tributaria tomará meses 

Pasajeros y transportistas de los valles, víctimas de robos

Transportistas denuncian que vendedores informales se suben a los vehículos para ofrecer sus productos y amedrentan a los pasajeros. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Los dirigentes de la Sociedad de Empresas de Transportes de Pasajeros Nororiental (Sotranor), que reúne a 180 unidades que operan en las parroquias de El Quinche, Yaruquí, Pifo, Puembo y Tumbaco, denunciaron este lunes  15 de noviembre del 2021 que los usuarios, choferes y ayudantes son víctimas de robos, asaltos, intimidación y agresiones físicas.

Danilo Sarmiento, gerente de esa firma, manifestó que vendedores informales se suben a los vehículos para ofrecer sus productos y amedrentan a los pasajeros. “Utilizan esa fachada para robar y no tienen ningún tipo de regulación, asustan a la gente y nuestro personal todo el tiempo”. 

Acotó que los vehículos son apedreados por los informales cuando los choferes o ayudantes no les permiten subir; rompen las  ventanas y parabrisas. De hecho, a las 07:30 del pasado lunes 8 de noviembre el controlador Frank A. fue agredido en la cabeza y le suturaron ocho puntos. 

“Recuerdo claramente que un supuesto comerciante pagó el pasaje con un billete de USD 5, pero él insistía que me había dado 10 dólares y me reclamaba que debía darle más vuelto. Forcejeamos y cuando llegamos a Tumbaco, a la altura del complejo deportivo de El Nacional, sacó un objeto contundente y me golpeó en la cabeza”, recordó la víctima. 

Los dirigentes de Sotranor indicaron que los ladrones generalmente se aprovechan cuando el bus viaja lleno de pasajeros para apegarse a los bolsillos de los usuarios y sustraerse las pertenencias. Carlos Puente, presidente de Sotranor, informó que han identificado a 200 comerciantes que incomodan a los pasajeros y transportistas. 

Las zonas más sensibles a los robos son la bajada desde la Casa de la Selección hasta el intercambiador de El Cóndor, a un kilómetro del túnel Guayasamín. Otras son El Cebollar de Cumbayá, la Villa Vega de Pifo, el tramo de San Carlos de Yaruquí en donde se producen aglomeraciones de usuarios, etc. 

Sarmiento y Puente solicitaron a las autoridades municipales que les ayuden a mejorar el sistema de cámaras y alarmas de seguridad que se instalaron en las unidades, porque existen puntos ciegos en donde no hay señal para alertar los asaltos. La mayor parte de atracos se producen entre las 05:30 y 07:30 cuando salen las primeras unidades de la estación Río Coca. 

Los pasajeros están asustados y solicitaron a la Policía que patrulle con frecuencia. “La zona del intercambiador El Cóndor es muy peligrosa. Hace cuatro meses, a un familiar le robaron unos individuos que se hicieron pasar como vendedores. No les compraron los caramelos y les asaltaron”, manifestó Vanessa Aguirre.

La usuaria Alexandra Alquinga ha visto cómo los delincuentes introducen las manos en las bolsas, carteras y mochilas para sustraerse celulares o billeteras. “Operan principalmente en la mañana cuando las unidades van repletas de gente”. 

Suplementos digitales