21 de octubre de 2020 17:26

La reubicación de un plantel educativo, situado junto a la cárcel de Ibarra, genera oposición

El bloque 2 de la Unidad Educativa de la 28 de Septiembre está ubicado junto al Centro de Rehabilitación Social (con techo de tejas). José Luis Rosales /El Comercio

El bloque 2 de la Unidad Educativa de la 28 de Septiembre está ubicado junto al Centro de Rehabilitación Social (con techo de tejas). José Luis Rosales / EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
José Luis Rosales

Este 21 de octubre de 2020 los docentes del bloque 2 de la Unidad Educativa 28 de Septiembre, de Ibarra, en la provincia de Imbabura, retiraron sus objetos personales, previo al cambio de local.

Durante la mañana ingresaron al edificio, situado junto al Centro de Rehabilitación Social de Ibarra. Uno de los profesores contó que recibieron una llamada telefónica de una autoridad de la institución para que cumplan con esa diligencia.

Este es uno de los tres bloques en los que funciona este plantel fiscal, que acaba de cumplir 103 años de creación. Los otros dos inmuebles están ubicados a 100 y 500 metros de distancia.

Para este nuevo año escolar están matriculados 1 800 estudiantes, que por la pandemia reciben clases virtuales.

El bloque 2, que tiene dos plantas, acogía a 910 alumnos de cursos superiores en 14 aulas. Ahí también funcionaban cinco oficinas, que incluyen el departamento de consejería estudiantil, inspección, sala de profesores, bodega de educación física y un bar.

Las instalaciones del bloque 2 pasarán a manos del Servicio Nacional de Atención Integral (SNAI). Así se acordó en un comodato suscrito entre el Ministerio de Educación y la SNAI, en febrero del 2019.

Según Verónica Silva, coordinadora de Educación de la Zona 1, el proceso de reubicación de la Unidad Educativa está pendiente desde el año anterior. Explica que se busca una solución para que el plantel no funcione a lado de la cárcel.

"Es un tema de seguridad para estudiantes y docentes, porque el año anterior se registraron varias fugas de personas privadas de la libertad".

Pero, no todos los padres de familia están de acuerdo con el traslado del bloque 2 a otro local, ubicado al otro extremo de la ciudad.

Docentes del plantel ingresaron este 21 de octubre de 2020 a las instalaciones para retirar sus pertenencias. Foto: José Luis Rosales/ EL COMERCIO

Docentes del plantel ingresaron este 21 de octubre de 2020 a las instalaciones para retirar sus pertenencias. Foto: José Luis Rosales/ EL COMERCIO

Para Irma Ordóñez, presidenta del Comité Central de Padres de Familia, las instalaciones ofrecidas no tienen un área de terreno adecuada ni cuentan con todas las aulas para albergar a los 910 estudiantes de las secciones matutina, vespertina y nocturna, que antes de la emergencia sanitaria por el covid-19 asistían a clases presenciales al bloque 2.

Además, advierten que habrá dificultad para la administración escolar y desarrollo pedagógico porque el local está ubicado en otra zona. "Si nos van a reubicar entonces que se ubique en un solo sitio a los tres bloques que conforman la Unidad Educativa 28 de Septiembre”.

De acuerdo con la Coordinación Zonal, a la infraestructura que se planea hacer el cambio falta construir dos aulas y un laboratorio. Existe la asignación presupuestaria. Pero por lo emergencia sanitaria su construcción se retrasó.

Sin embargo, Silva señala que se hará respetar una de las cláusulas del comodato que expresa "mientras no exista un lugar adecuado para el buen funcionamiento del bloque 2 del plantel la SNAI no podrá hacer uso de la infraestructura educativa.

Por eso, se designó al director del Distrito de Educación como custodio de los bienes del bloque 2. Esta mañana tres funcionarios igualmente realizaban un inventario.

Se barajan otras alternativas

El comodato entre el Ministerio de Educación y el SNAI tiene un plazo de vigencia de 25 años. Jaime Yacelga, director del Centro de Rehabilitación Social de Ibarra, señala que en esta infraestructura educativa está previsto que funcione el eje de rehabilitación social, entre el que se incluye talleres.

Luego de la firma de contrato de comodato, el SNAI contrató varias obras, entre ellas la construcción del muro perimetral de seguridad, que no puede iniciarse.

Entre tanto, se realizan otros trabajos de readecuación en el interior de este centro carcelario, en el que actualmente se encuentra 621 personas privadas de la libertad.

No obstante, los padres de familia de la Unidad Educativa anuncian una marcha de protesta para el viernes 23 de octubre próximo. También preparan un recurso Amparo de Protección ante la justicia, para que se revierta el comodato.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)