Policía Santiago Olmedo fue sentenciado a tres años …
Ecuador y cuatro países latinoamericanos abogan por …
Controles de aforo en buses se efectúan por alerta r…
Quito: Lo que se puede hacer y lo que está prohibido…
Playas, animales y áreas protegidas afectados por de…
Policía ejecuta allanamientos por agente asesinado e…
Centros de diversión nocturna, suspendidos por alert…
Dos renuncias en cúpula de la Izquierda Democrática …

Quito, con troles eléctricos nuevos para 2022

Las 10 unidades están destinadas a reemplazar a los primeros buses que llegaron para el Trolebús hace 26 años. Foto: Ivonne Mantilla/ El Comercio

A partir del 2022, el sistema de trolebús de Quito contará con 10 unidades 100% eléctricas. Es la primera vez en 26 años que se va a renovar la flota con este sistema.

Danilo Rodríguez, gerente de la Empresa de Transporte de Pasajeros, explicó que este proceso de renovación de flota se debe a que las primeras unidades que llegaron entre 1995 y 1996 ya están cumpliendo su año de vida útil (26 años) y algunas han sido dadas de baja.

El objetivo de renovar la flota es convertir al sistema de trolebús en un transporte sostenible, sin contaminación, mediante la adquisición de unidades 100% eléctricas.

Rodríguez reveló que la inversión es de USD 6 millones. La cifra puede variar de acuerdo con el estudio de mercado que se realizará en enero próximo para comenzar con el proyecto.

Se estima que en noviembre del 2022 estás unidades entren en circulación.

Este Diario hizo un recorrido por los talleres de mantenimiento ubicados detrás de la estación del Trolebús El Recreo. El gerente técnico de la Empresa de Transporte Público de Quito, Galo Salcedo, indicó que, al adquirir una flota nueva, el nivel de confiabilidad sube, es mucho mayor que el de una flota que tiene 25 años en funcionamiento.

“Respecto al mantenimiento de estas nuevas unidades, los costos directos serían del 20% menos, respecto de la flota que tenemos actualmente. El cambio de los repuestos sería a una escala menor de lo que se invierte, debido a los años de vida útil y de circulación de los trolebuses actuales” indicó Salcedo.

Los buses eléctricos, en comparación con los que utilizan diésel, no emiten gases contaminantes, no vibran, ni generan ruido y su vida útil es mayor.

La Ley de Eficiencia Energética, que está vigente desde el 19 de marzo del 2019, indica que a partir del 2025 todos los vehículos que se incorporen al servicio de transporte público urbano e interparroquial deberán ser eléctricos.

El sistema de trolebús cuenta con 210 unidades que funcionan a diésel y 40 que funcionan con el sistema eléctrico, es decir que están conectadas a las catenarias, que son líneas de alimentación eléctrica.

Antecedente

Hace 26 años, Quito fue la primera ciudad que implementó el uso de transporte masivo sostenible, es decir que utiliza energía eléctrica.

En 1995 se compró la primera flota de buses eléctricos y en 1999 fue la segunda compra.

Suplementos digitales