Tres secretarías se enfocan en lo social y la inversión
Déficit de 6 000 docentes en Ecuador
Más migrantes vuelven al Ecuador por festividades
Vecinos cuentan los tesoros de su barrio
Nueva Ley establece fusión entre BanEcuador y la CFN
Argentina detecta primer caso de Ómicron en viajero …
Cuenca encendió su árbol de Navidad
Trámite de derogatoria a reforma tributaria tomará meses 

Niño extranjero murió atropellado en Quito

Medicina Legal retira el cuerpo de un niño venezolano atropellado en el barrio Jaime Roldós Aguilera, en el noroccidente de Quito. Foto: EL COMERCIO

Un niño de nacionalidad venezolana, de seis años, fue atropellado en el barrio Jaime Roldós Aguilera, en el noroccidente de Quito, la tarde de este miércoles 17 de noviembre del 2021.

El menor viajaba con su padre en una motocicleta cuando fueron impactados por un camión en la intersección de la calle N84 y OE10.

Producto del golpe, el menor falleció en el lugar, mientras que su progenitor resultó herido y fue trasladado al Hospital Básico de Calderón.

Según Sebastián Cañar, agente Civil de Tránsito, el siniestro se registró a las 12:25. Al llegar al sitio, los agentes no pudieron verificar a los vehículos implicados en el siniestro vial.

Al constatar que existía una víctima, los agentes de la AMT dieron aviso a la Policía Nacional.

Luis Pilisita, sargento del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT), precisó que se trató de un choque lateral angular y señala que familiares o moradores se llevaron la motocicleta.

Con respecto al vehículo que se dio a la fuga, el sargento Pilisita señala que se revisarán las cámaras del sector para determinar las placas.

La moradora Nancy Lomas relata que su hijo observó el siniestro cuando salió a botar la basura. El pequeño le contó que en la motocicleta viajaban tres personas cuando se suscitó el accidente.

Al ser impactadas por el camión, las personas que iban en la motocicleta salieron volando. El niño de seis años trató de levantarse, pero el vehículo pasó sobre su humanidad provocándole la muerte.

Suplementos digitales