Informe a la nación
Diego Ordóñez: ‘La consulta no está entre los temas …
La proximidad de Santo Domingo a su cárcel expone a …
Apuesta Ecuador abrió la convocatoria para su segund…
Postulantes con bajo puntaje tienen oferta académica…
28 estudiantes alcanzaron el puntaje perfecto para a la ‘U’ 
Jenny Jaramillo ganó el Premio Mariano Aguilera a la…
45 000 insumos para cédulas entregó el IGM al Registro Civil

Municipio de Quito trabajará en jornadas especiales para atender trámites

El Data Center del Municipio es el lugar donde están los equipos que guardan la información. Por seguridad no se revela la ubicación. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

La primera consecuencia del ciberataque contra el Municipio de Quito el 16 de abril  fue la suspensión de los trámites virtuales.  Hasta ayer, la página web https://pam.quito.gob.ec  donde se podía, por ejemplo, pagar impuestos, multas, sacar permisos y comprobantes, no funcionaba.

Para tener una idea de la cantidad de diligencias que se encuentran represadas, se debe saber que el Municipio recibía unos 1 200 trámites de todo tipo cada día: 700 eran digitales y 500 presenciales. 

Como todas las diligencias a través de Internet se suspendieron, se calcula que en 11 días no pudieron ingresar cerca de 7 700 trámites. Algunos ciudadanos optaron por hacerlo de manera presencial.

En esos 11 días se esperaban unos 5 500 trámites presenciales, sin embargo, se atendieron 8 870. Esto evidencia que  aún hay unos 4 300 trámites a  la espera de que se habilite el servicio virtual.

Henrry Reyes, director Metropolitano de Servicios Ciudadanos, asegura que el Municipio ha reforzado la atención en ventanillas para motivar a la gente a ingresar sus pedidos, pero no se ha registrado una afluencia masiva. Antes del ataque, se atendía a unas 900 personas al día en los balcones de servicio activos en toda la ciudad. Ahora, llegan unas 1600. 

Según el funcionario, no ha habido necesidad de ampliar los horarios. En toda la ciudad hay 50 ventanillas, y se ha reforzado el personal (unas 10 personas más en los puntos de información) en aquellos balcones más frecuentados como en el Centro y la Zona Norte.

La mayoría de personas está esperando a que la atención por la vía virtual se reactive.

Suspensión  del servicio

De los 420 tipos de trámites que se pueden realizar en el Municipio, 210 podían hacerse de manera virtual, sin necesidad de desplazarse ni hacer fila. Pero a raíz del jaqueo se suspendieron.

La página que recibía los pedidos de la gente a través de Internet operaba en uno de los sistemas que fueron atacados. Toda la información que constaba allí fue encriptada para que el Municipio no pudiera acceder a ella. Según Reyes, la información personal de los usuarios está a buen recaudo.

Alfonso Samaniego es dueño de un restaurante en La Mariscal y cuenta que años atrás, para poder obtener permisos, renovar patentes, pagar tasas debía acercarse presencialmente al Municipio y hacer largas colas. Todo eso mejoró con la virtualidad, “pero ahora, es como volver  al pasado”.

Muchos de los sistemas atacados se han ido restaurando, otros serán habilitados las siguientes semanas. Por ejemplo, el sistema de recaudación es básico (se lo usaba en la mayoría de trámites de catastros, por ejemplo), y no se lo podía realizar ni presencialmente, pero ahora ya está activo. 

Hay que entender que al momento no todos los trámites se pueden realizar de manera virtual, por ejemplo, no se pueden obtener el permiso de funcionamiento. Las renovaciones de esos permisos vencen el 30 de abril, y si no se soluciona el problema, se ampliará su vigencia. Tampoco se pueden gestionar transferencia de dominio, los trámites de coactivas ni solicitudes de convenio de pago.

¿Cómo solucionarán los trámites represados?

Reyes indicó que superada la emergencia, se aplicarán jornadas especiales de trabajo para despachar los pedidos. “Cada entidad realizará el esfuerzo adicional que se requiera para evacuar trámites de manera inmediata con jornadas extras de trabajo fines de semana. Si hace falta, dijo, se ampliará el horario de atención”.