Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

Las fiestas clandestinas y el uso inadecuado del espacio público no pararon

Fiestas clandestinas, consumo de bebidas alcohólicas y aglomeraciones marcaron la tónica en Quito. Foto: Cortesía AMC

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) informó de los casos en que ciudadanos incumplieron las normas de bioseguridad vigentes en la ciudad. Se trata de los eventos ocurridos entre la noche del sábado 29 de mayo y madrugada y mañana del domingo 30 de mayo del 2021.  

Entre los casos está el del Parque Inglés, en el norte de Quito. Allí, por denuncia ciudadana, se conoció que el sábado había aglomeración de personas. Los agentes acudieron y constataron la situación. 

Algunos de los presentes en el lugar de recreación no usaban correctamente la mascarilla. Los ciudadanos fueron desalojados. 

También el sábado, se dispersó a la gente que se encontraba aglomerada en una cancha, en Chimbacalle. Allí estaban unas 200 personas. 

Lo mismo ocurrió en San Fernando. El partido de vóley que ahí se desarrollaba fue suspendido.   

Las autoridades recuerdan a la gente que está prohibido el consumo de licor en espacios públicos. Precisamente, en el Mirador de Guápulo fueron encontradas, la noche del sábado, personas tomando bebidas alcohólicas. 

Los ciudadanos fueron desalojados del sitio. Como tampoco portaban mascarilla, se les inició los procesos conducentes a sanciones por no respetar las disposiciones de las autoridades. 

Una situación similar tuvo lugar en la Plaza Foch, en el sector de La Marsical. Jóvenes cometían las mismas infracciones: bebían en espacio público y no portaban mascarilla. 

En cambio, en el sector de Orquídeas, oriente de Quito, lo que se halló fue una fiesta clandestina. Los agentes hallaron a personas en estado etílico. Y, claro, sin ningún respeto a las normas de bioseguridad. 

Ya para la madrugada de hoy domingo se detectó una fiesta clandestina, con unas 200 personas en la parroquia de La Merced (Los Chillos). El predio fue desalojado.

También hoy se detectó una fiesta clandestina en Calderón. Allí, en un lote identificado como A36, se hallaron altas cantidades de bebidas alcohólicas. El predio fue clausurado.

Y hoy, aun con la luz del día, se halló nuevamente personas bebiendo licor en el Mirador de Guápulo

Las autoridades recuerdan a la población que tomar alcohol en espacio público está prohibido. Siguen suspendidas las licencias de funcionamiento para bares, discotecas, centros de tolerancia.

Gabriela Obando, supervisora de Control del Distrito Metropolitano, reiteró que siguen encontrando bares que se camuflan como restaurantes, donde se expenden altas cantidades de alcohol. 

Dijo que también se han topado con eventos aparentemente de orden solidario, para recaudar fondos. Pero como no están autorizados, la sanción a la que se exponen los organizadores puede llegar a USD 6 000, mucho más de lo que pueden recaudar en estas actividades. 

#ATENCIÓN | DJ’s reinciden en fiesta clandestina en Quito convocada por redes sociales. Operativo por “secret location” » https://bit.ly/3yIB2eh

Posted by El Comercio on Saturday, May 29, 2021