Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 5 de agosto del 2021
Juicio político a Pablo Celi pasa al Pleno, pero sin…
Más gente se volcó a laborar en las ‘app’ de transpo…
Cinco temas requieren de atención urgente en el Conc…
Roberto Custode: ‘Quito requiere mayor tecnología en…
Alarma por alto índice de desnutrición infantil en Ecuador
El turista irá a las playas y destinos andinos en feriado
Brasil supera la marca de los 20 millones de contagi…

Dueños de restaurantes esperan que mejore la afluencia de clientes ante autorización de venta de licor los domingos

Trabajadores de cafeterías ubicadas en la Plaza de San Francisco mencionaron que se encuentran todavía a la espera de una directriz, en especial de Quito Turismo, para ofrecer bebidas alcohólicas a los clientes. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

A partir de este 30 de mayo de 2021 en todos los restaurantes y hoteles registrados y regulados por los ministerios de Turismo y de Gobierno se permite la venta de bebidas alcohólicas los domingos, según el acuerdo Interministerial 001 firmado el viernes 28 de mayo del 2021. 

A pesar de que con ese documento se deroga el artículo 2 del acuerdo Interministerial del 30 de marzo del 2021, las visitas a restaurantes y hoteles no tuvo mayor presencia de los ciudadanos el día de hoy. Hoteles ubicados en el Centro Histórico y en el norte de Quito permanecieron cerrados. 

Trabajadores de cafeterías ubicadas en la Plaza de San Francisco mencionaron que se encuentran todavía a la espera de una directriz, en especial de Quito Turismo, para ofrecer bebidas alcohólicas a los clientes. 

Los trabajadores y propietarios de restaurantes esperan que con la nueva resolución la economía se restablezca. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO 

Soledad Real, propietaria del restaurante ‘Las Delicias de la Plaza Grande’, mencionó que el movimiento durante la mañana e inicio de la tarde de hoy fue muy bajo. Los ciudadanos no consumen los productos. 

De todas formas, Real consideró que el levantamiento de esta restricción da una oportunidad a los locales de ofrecer una bebida adicional con el plato de comida. 

Carlos Sánchez, dueño del restaurante Fabiolita, señaló que la venta de bebidas alcohólicas no ha significado un cambio fuerte en el movimiento de los locales este domingo. 

Los trabajadores y propietarios de restaurantes esperan que con la nueva resolución la economía se restablezca. También piden que las vallas ubicadas en el Centro Histórico sean retiradas para facilitar la visita de más ciudadanos. 

Diego Vivero, vocero de la Agremiación de Restaurantes de Pichincha (Agrepi), dijo sentirse satisfecho con la autorización de venta de licor en hoteles y restaurantes. 

“Era un tema de decisión política y que las anteriores administraciones no quisieron asumir. Ahora, en menos de una semana de conversaciones las autoridades entendieron las razones de los restaurantes y hoteles”, dijo Vivero.

A su juicio, no se trata de una venta de licor como tal sino de servicios. Los 500 socios de su gremio están contentos, dijo. 

A partir de este 30 de mayo de 2021 en todos los restaurantes y hoteles registrados por los ministerios de Turismo y de Gobierno se permite la venta de bebidas alcohólicas los domingos. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Vivero aseguró que próximamente se reunirá con el ministro de Turismo, Niels Olsen, para trabajar en otros frentes y reactivar a su sector que se vino abajo por la pandemia del covid-19

Ahora, el objetivo es conformar la Federación Nacional de Restaurantes con gente del Guayas, Azuay y otras provincias del país para formar un solo frente y consolidar la oferta gastronómica del país. 

Destacó que, una vez que se terminaron los toques de queda y confinamientos, la situación económica de los propietarios de restaurantes mejoró significativamente. “Ha sido un proceso lento de recuperación, el último estado de excepción del pasado Gobierno fue nefasto, nos retrocedió en ventas”. 

Destacó que sus establecimientos siempre manejaron estrictos protocolos de bioseguridad para sus clientes y siempre se opusieron a los toques de queda y demás medidas que restringen sus actividades comerciales. El dirigente aspira que el personal que trabaja en sus negocios se vacune pronto.