Informe interno de los CDC dice que la variante Delt…
Así debe circular en Quito el fin de semana con los …
Último rebrote de covid en China es el más amplio de…
España busca llegar a la inmunidad de grupo con 3,4 …
‘Jungle Cruise’ un crucero de aventura familiar
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 30 de julio del 2021
Libre circulación para los completamente vacunados de El Oro
Los alumnos conocieron el campus de la PUCE

Equipo de Secretaría de Educación de Quito denunció irregularidades y renuncia a cargos

Imagen referencial. La secretaria Inés Martínez y parte de su equipo renunciaron a sus cargos cuestionando la situación de esa entidad. Foto: Pixabay

En la Secretaría de Educación del Municipio están a la espera de la designación de una nueva autoridad. Ayer, lunes 14 de junio del 2021, la secretaria Inés Martínez y parte de su equipo renunciaron a sus cargos cuestionando la situación de esa entidad.

En la carta de renuncia se lee: “la educación municipal está en emergencia”. Martínez señala en el documento que se encontraron irregularidades en los concursos para docentes, distribución de partidas sin procesos claros e inconsistencias en los archivos sobre los concursos, entre otros elementos.

Pero, ¿cuál es la razón de la renuncia? El documento señala: “quienes suscribimos este documento hemos decidido renunciar porque no aceptamos ser cómplices de la desinstitucionalización de la educación municipal secuestrada por la pugna política, por el rumor y la mediocridad”.

El documento está firmado por Martínez, Ligia Berrazueta (directora de Políticas y Planeamiento), Wilma Guerra (directora de Deporte y Recreación), Ximena Aulestia (coordinadora Administrativa), Aida Cobo (Gestión Legal) y Oscar Betancourt (asesor de Despacho).

La misiva se conoció hoy, martes 15 de junio del 2021, mediante la cuenta de Twitter del concejal Bernardo Abad. Escribió: “Aquí la carta de renuncia del equipo de Educación Quito. Es inaceptable. Nunca antes Quito ha vivido tanta falta de liderazgo y gobernabilidad”.

En el documento también se señala que quienes firman rechazan el uso de la crisis a favor “de ciertos grupos de interés”. También se menciona que “el sistema educativo es frágil y la disputa política existente avergüenza, desgasta y no deja crecer”.