10 de octubre de 2020 00:00

Los primeros auxilios psicológicos se potenciaron

El psicólogo David Balseca atendió dos casos de personas con pensamientos suicidas durante la pandemia. Él se vinculó a la iniciativa de teleasistencia de la U. Central.

El psicólogo David Balseca atendió dos casos de personas con pensamientos suicidas durante la pandemia. Él se vinculó a la iniciativa de teleasistencia de la U. Central. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Valeria Heredia
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Durante la pandemia del covid-19, ellos también han estado en primera línea. Su labor diaria se centra en escuchar a otros y buscar alternativas para que puedan superar sus problemas emocionales. Psicólogos o universitarios vinculados a iniciativas de teleasistencia atienden por medio de llamadas o videoconferencias.

Hoy es el Día Internacional de la Salud Mental y la Organización Mundial de la Salud (OMS) anticipó que las necesidades de apoyo psicosocial aumentarán. En el país, algunas entidades activaron servicios de teleasistencia.

David Balseca, especialista y docente, entró en esta dinámica en abril pasado. Junto a colegas de la Universidad Central desarrollaron una plataforma de salud familiar, a través de la cual han ayudado a unas 40 personas de forma gratuita.

La mayoría de llamadas que recibe guarda relación con la ansiedad y estrés que produce el confinamiento y la crisis económica. Incluso asistió a dos jóvenes con conductas autolíticas o suicidas.

En medio de la emergencia sanitaria -relata Balseca- recibió la llamada de María, nombre protegido, una mujer de 30 años. Su conversación duró aproximadamente 15 minutos.

Ella le contó que perdió su negocio y que sus ingresos económicos bajaron. “Estaba desesperada y pensó en quitarse la vida”. Para abordar estos casos se necesita mantener la calma. “Damos lo que se conoce como primeros auxilios psicológicos”, relata Balseca.

Para eso, primero se realizan preguntas en torno a los problemas emocionales y económicos que tiene la persona. Se valoran si podría o no cometer actos contra su bienestar o de su familia. Luego, se busca tranquilizarla, para lo cual existen ejercicios de respiración o relajación. Finalmente se pide mencionar alternativas para salir de la crisis.

Con María, por ejemplo, armaron planes y cronogramas fáciles de cumplir, como el arriendo de un local cerca de casa, sacar un crédito o dejar hojas de vida en empresas.

“La idea es que la persona vea las opciones que tiene para salir adelante emocional y económicamente”, dice Peter Sanipatín, titular del Colegio de Psicólogos de Pichincha. El gremio ofrece apoyo en duelos y otras crisis que provocan ansiedad, estrés y depresión.

Uno de los casos más intensos que vivió Sanipatín fue el de una mujer que bordeaba los 60 años. Su esposo y su hijo se contagiaron con el nuevo coronavirus. Estuvieron muy graves y fallecieron.

Días más tarde -relata Sanipatín- la señora dio positivo para covid-19, pero no quería recibir ayuda de los galenos. “Estaba tan triste que prefería morir a recibir atención”.

Allí, cuenta, tuvieron que acudir a su casa y brindarle primeros auxilios psicológicos. “Ella ahora espera encontrar un nuevo plan de vida”. Recuerda que varios pacientes pensaron en suicidarse.

Servicios de emergencia encuentran a diario a personas, que no ven más salidas a sus problemas, sea por la falta de dinero, pérdidas, etc.

En esta temporada, los psicólogos también han tratado a personas con patologías preexistentes o consumidores de drogas, que han registrado peleas y conflictos fuertes.

Las universidades De las Américas (UDLA) y UTE también ofrecen el servicio de teleasistencia. En el primer centro educativo se trabaja con docentes y estudiantes del último año de la carrera. Abordan temas de violencia de género. A diario tienen más de 200 llamadas. Algo que han enfrentado es el acoso sexual a las teleoperadoras. “Identificamos a personas que hicieron mal uso de la línea. Llamaban con propuestas sexuales; se les explicaba el objetivo del servicio”, anota Eduardo José Granja, docente de UDLA.

El servicio de UTE, en cambio, está enfocado en su comunidad. Los voluntarios de este centro educativo tratan asuntos relacionados con el duelo, en especial, con aquellas familias que perdieron a una persona producto del coronavirus.

En el ‘call center’ del Ministerio de Salud (171) también hay teleasistencia psicológica. Se obtiene al marcar la opción seis. Un teleoperador (estudiante de la carrera) contesta, escucha y orienta.

Este Diario solicitó datos sobre el número de atenciones; hasta el cierre de la edición no hubo una respuesta de Salud.”

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)