Transportistas escolares esperan que COE apruebe afo…
Colapso de viviendas y sectores sin electricidad en …
Sismo de magnitud 7.5 en Perú fue sentido en Ecuador…
Adultos mayores recuperan el tiempo de la pandemia
Las UPC cerradas producen angustia en los vecinos de Quito
884 kilómetros de vías de Tungurahua bajo el cuidado…
El ahorro educativo se apalanca en 3 productos
Ahorrar para la vejez, una tarea postergada

Nueva Vicepresidenta de la Asamblea llama a no permitir la desestabilización

Yeseña Guamaní fue electa como segunda vicepresidenta de la Asamblea con 83 votos a favor, 46 en contra y 3 abstenciones. Foto: Twitter Asamblea

Con un llamado al diálogo, a la madurez política y a no permitir la desestabilización del país, Yeseña Guamaní (ID) asumió la segunda vicepresidencia de la Asamblea Nacional, este jueves 28 de octubre de 2021.

Después de jurar en el cargo, Guamaní pronunció un discurso conciliador, en momentos que la Conaie adelanta movilizaciones en contra el Gobierno del presidente Guillermo Lasso, a menos de seis meses de haber asumido el poder.

“No es el momento de divisiones y rencillas ni disputas políticas; los principales enemigos del Estado ecuatoriano son las asimetrías sociales, la violencia, la polarización y las posturas extremistas”, dijo la legisladora.

Guamaní reconoció que el respaldo de Pachakutik, brazo político de la Conaie, fue clave para su elección y sostuvo que así se refrendó el acuerdo legislativo que se generó en mayo pasado, cuando arrancó funciones la nueva Asamblea. A su vez, les pidió que las movilizaciones se desarrollen de manera pacífica.

“No permitan, compañeros herederos de las luchas históricas, de la resistencia indígena, que la nobleza de sus causas, que son también las causas del pueblo ecuatoriano, sean aprovechadas e infiltradas por agentes e intereses protervos de quienes buscan la desestabilización; no permitan que en la construcción de su proyecto político existan beneficiarios externos que sueñan con el caos, la incertidumbre y la división”, expresó.

También recibió aplausos del oficialismo y abucheos de la bancada correísta -que votó en contra de su designación-, cuando felicitó al presidente Guillermo Lasso “por asumir este gran reto de tomar las riendas de un país postrado por más de una década de corruptos y represión”, en referencia al Gobierno de Rafael Correa.

“Izquierda Democrática siempre caminará de la mano de las grandes causas de la nación, por una justicia social con libertad, pero jamás de la mano de quienes por más de una década secuestraron al Estado ecuatoriano y sus recursos, y hoy son prófugos de la justicia ecuatoriana”, sentenció Guamaní.

La segunda vicepresidenta llamó a los legisladores “a privilegiar el diálogo en la Legislatura para no seguir abonando a esa tesis falaz del denominado bloqueo legislativo, sino poder trabajar de manera conjunta sobre una plataforma de puntos de encuentro que le dé a los ecuatorianos estabilidad y progreso”.

“Hoy hago un llamado a generar un pacto nacional que sume los esfuerzos y voluntades de todos los poderes del Estado, gobiernos autónomos y la sociedad civil para enfrentar las alarmantes amenazas contra la seguridad ciudadana que vive el Ecuador, problema estructural y no coyuntural, cuyas causas atraviesa también la pobreza y el desempleo”, insistió.

La elección de la segunda vicepresidenta se dio con 83 votos a favor, 46 en contra y 3 abstenciones (de los asambleístas de Pachakutik Mario Ruiz, Mireya Pazmiño y Peter Calo). Guamaní reemplaza a su excoidearia Bella Jiménez, destituida por corrupción hace dos semanas.

“Hoy asumo este reto conjunto, poniendo en relieve la dimensión ética que, por supuesto, debe caracterizar a este Parlamento: el rescate de la ética como categoría fundamental y no como una entelequia”, remarcó.

¿Quién es Yeseña Guamaní?

La flamante segunda vicepresidenta de la Asamblea tiene 34 años de edad y es oriunda de Cayambe, uno de los cantones de la provincia de Pichincha. Se considera como una activista por la defensa de los grupos vulnerables como mujeres y niños, así como de los derechos de los animales.

Desde que inició su mandato ha impulsado reformas en materia de gobiernos autónomos, respecto a la fauna urbana y seguridad, y a la Contraloría General del Estado.

Además, junto a Ricardo Vanegas, de Pachakutik, impulsó el juicio político que terminó en la destitución del defensor del Pueblo, Freddy Carrión, condenado por supuesto abuso sexual.

Suplementos digitales