21 de September de 2011 00:02

Desconcierto y festejo por fallo contra el rotativo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

De la algarabía a la incertidumbre, de la expectativa al desconcierto. Esas fueron las reacciones de los simpatizantes y trabajadores del diario El Universo, que ayer desde las 08:00 se habían concentrado en los exteriores del edificio de la Corte de Justicia del Guayas, en la esquina de las calles 9 de Octubre y Pedro Moncayo, en el centro de Guayaquil.

Llegaron con pancartas, pitos, tambores, zanqueros, y con un ataúd de cartón pintado de negro, donde se leía, en grandes letras blancas, ‘justicia y libertad”.

A las 10:00, cuando la Segunda Sala de lo Penal reinstaló la audiencia para resolver sobre el fallo en primera instancia contra el rotativo, el bullicio y la expectativa subieron. El ruido de los tambores y de las arengas a favor del diario, a través de los altoparlantes, ensordecía.

Pocos minutos después, uno de los organizadores de la manifestación leía un ‘twitt’ publicado por Joffre Campaña, abogado de El Universo. Anunciaba que dos conjueces de la Sala ratificaban el fallo contra el rotativo.

Por unos cuantos segundos hubo desconcierto entre los asistentes, y luego de ello siguió un breve silencio. Muchos se miraban entre sí, como intentando interpretar lo que escuchaban.

El ánimo de los asistentes bajó. Después retomaron los cánticos, pero esta vez denunciando el fallo de los jueces.

A la par, y a pocos metros de allí, un grupo de seguidores del Gobierno celebraba el veredicto. “Y ya lo ve, y ya lo ve, que les ganamos otra vez”, coreaban personas identificadas con el gremio agrícola Fenacle y el Municipio de Juján (Guayas).

Previo a ello la jornada había sido algo accidentada. Un miembro de la guardia presidencial impidió el paso de los 50 invitados de la familia Pérez. Ante el cuestionamiento de que el encargado de la seguridad presidencial controlaba el acceso al edificio del Consejo de la Judicatura del Guayas, donde se realizó la audiencia. este se retiró. Su lugar fue ocupado por militares y miembros de la Policía.

Los periodistas fueron movilizados a una cuadra a la redonda del edificio de la Judicatura. No se les permitió el uso de la calle.

“Hay que pedir permiso hasta para que ingresen los abogados defensores”, cuestionó Xavier Zavala Egas, defensor de la compañía periodística.

Mónica Vargas, abogada de los tres hermanos Pérez, esperó casi 15 minutos para que se le permitiera entrar a la audiencia.

Sin embargo, el acceso fue libre y ágil para los coidearios del Gobierno, entre ellos el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, y la hermana del Presidente, Pierina Correa. Precisamente, cuando se le abrió la puerta a Pierina, los miembros de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos permanecían arrimados a las rejas de la entrada. Después de las 10:00, se autorizó el ingreso de parte de los invitados de la familia Pérez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)