24 de agosto de 2019 00:00

Los operativos por mal estacionados se ampliarán a iglesias de Quito

Este viernes 23 de agosto del 2019 se realizó un operativo en La Florida. Se llevaron vehículos con winchas. Foto: Cortesía AMT

Este viernes 23 de agosto del 2019 se realizó un operativo en La Florida. Se llevaron vehículos con winchas. Foto: Cortesía AMT

valore
Descrición
Indignado 72
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 28
Evelyn Jácome
Coordinadora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde este fin de semana, los operativos que lleva a cabo la Agencia Metropolitana de Tránsito para evitar que los vehículos se estacionen en lugares no permitidos, se realizarán también en los alrededores de iglesias, centros de comercio y mercados.

El director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), Danny Gaibor, indicó que estas medidas de control del espacio público continuarán no solamente en las calles cercanas a estadios, coliseos y donde se organizan eventos masivos, sino también en vías principales, cerca de restaurantes, discotecas y lugares de diversión nocturna.

Gaibor indicó que en los últimos dos meses se han realizado 200 operativos de gran magnitud en la ciudad y que uno de los objetivos de la medida es mejorar la movilidad. Por ejemplo, una avenida como la De la Prensa, donde hay tres carriles, disminuye su capacidad en un 30% cuando vehículos se estacionan en el carril derecho, lo que se traduce en mayor congestión. Si se libera ese espacio, las personas podrían llegar en menor tiempo a su destino, asegura.

Si una persona es sancionada por estacionarse en lugares indebidos, debe realizar un trámite para liberar su vehículo.

Cuando la AMT ha efectuado un operativo y se lleva un vehículo, deja en el lugar donde se encontraba el automotor un documento que alerta al dueño sobre lo ocurrido y le informa a qué patio de retención fue llevado. El dueño debe acercarse al patio y cancelar el valor tanto de la multa (USD 39,60) como de la wincha.

El costo por el traslado del vehículo depende de la distancia recorrida. Por levantar el auto y subirlo a la plataforma se cobran USD 15, y 3 por cada kilómetro de recorrido. Adicionalmente, debe cancelar USD 3 por cada día que el auto permanezca en el patio de la AMT; esto, en promedio, alcanza los USD 40 o 50.

¿Dónde es permitido parquearse? Las personas deben buscar estacionamientos en lugares autorizados. Según la AMT, no se puede parquear en vías principales, en lugares que cuenten con el letrero de no estacionar, ni en aquellas calles que tengan la vereda pintada de amarillo. Tampoco sobre veredas, sobre las aceras, ni en redondeles. Sin embargo, a diario se encuentran autos que incumplen todas las normas antes mencionadas.

Un claro ejemplo ocurre en los alrededores de la Basílica de La Dolorosa, junto al Colegio San Gabriel, en el norte de Quito. Los fieles se estacionan en la avenida Mariana de Jesús y en la América, incluso en el parterre central.

Lo mismo sucede en las cercanías de la iglesia Santo Tomás de Aquino. Los domingos, los vehículos se estacionan a ambos lados de la calle Las Casas y dejan habilitado solo un carril para el paso vehicular.

Alfonsina Clavijo, moradora de Pomasqui, cuenta que cuando hay eventos de las Fuerzas Armadas, tanto en la Escuela Superior de Policía, como en la Escuela Militar Eloy Alfaro, la gente se estaciona en la calle, veredas, cunetas y terrenos baldíos, lo que afecta al tránsito vehicular a lo largo de la avenida Manuel Córdova Galarza.

La zona de La Y, donde se ubican tres centros médicos, también tiene ese problema. Al igual que en La Prensa, cerca a la estación de El Labrador, donde funciona un instituto superior. Lo mismo pasa en el sur, en la Alonso de Angulo y en la Teniente Hugo Ortiz.

Diego Orbe, quien vive en la avenida América, cuenta que entre la Cuero y Caicedo y La Isla hay varios restaurantes, por lo que los comensales bloquean las vías, en especial los fines de semana.

Para Alfredo Viteri, experto en movilidad, el problema se origina por la mala costumbre que tiene el quiteño de priorizar el auto por sobre el peatón. Al estacionar el vehículo sobre la vereda, se impide el paso de la gente, más aún de aquellas personas que tienen capacidad reducida para movilizarse.

“Deberían hacer campañas de prevención, pero hay que admitir que la gente aprende cuando se le toca el bolsillo”. Para Viteri es importante que los controles se realicen de manera permanente, para que las personas adquieran la costumbre de respetar las normas de tránsito, pero advierte que cambiar la cultura de la gente tomará al menos un año.

En contexto

En el operativo realizado el pasado miércoles en las calles cercanas al estadio de la Liga, se retiraron 52 vehículos por estacionarse en lugares indebidos, como parterres. En una semana, se ha sancionado a 530 personas por esa misma infracción.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (54)