Fallece en Guayaquil Francisco Huerta Montalvo
El Gobierno tiene la oportunidad para reconciliar po…
La reactivación económica depende de tres tareas
El subsidio a los combustibles pasará los USD 3 000 millones
Britany, Mhia y Linda, niñas apasionadas por el reciclaje
Jóvenes diseñadores crearon prendas llenas de color …
Una experiencia en 3D por cascadas y zonas del turis…
Leyendas y tradiciones ecuatorianas se transformaron…

Dos productos frenan el TLC con México

El camarón y el banano no se exportan a México por la carga arancelaria, que está en el 15 y 9%, respectivamente. Son áreas sensibles para el país. Foto: Archivo EL COMERCIO

Los sectores sensibles para Ecuador y México fueron analizados durante los últimos cinco días de reuniones. El pasado 23 de mayo arrancó la IX Ronda de Negociaciones para concretar un acuerdo comercial. Al cierre de esta edición, aún se discutía el destino de los principales productos de la oferta exportadora del país.

Este medio pudo conocer que el banano y el camarón entraron en las últimas discusiones en las mesas de negociación. Estos productos son considerados “temas polémicos” por el Gobierno mexicano; ya que diversos sectores productivos de ese país han pedido su exclusión del Tratado de Libre Comercio (TLC).

Estos productos actualmente no se exportan a México por la carga arancelaria. El camarón paga un arancel del 15%, pero tiene una reducción al 9% por acuerdo entre la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi)  y la Comunidad Andina de Naciones, explicó José Antonio Camposano, presidente ejecutivo de la Cámara Nacional de Acuacultura.

Por su parte, el banano tiene un arancel de 12%.  Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), señaló que existe expectativa de ingreso al mercado mexicano como parte de la oferta insignia del país. Para ello, barajan estrategias como reuniones con sus pares mexicanos para alcanzar consensos.

Productos excluidos

En esta última ronda, el país logró apartar la leche y la carne, ya que son productos importantes también para México. Durante el proceso de negociación, Ecuador se ha mostrado abierto para llegar a acuerdos sobre los sectores sensibles locales como el de línea blanca, automotor y metalmecánico, que están considerados dentro del futuro acuerdo.

Es por eso que Salazar señaló que la principal oferta exportadora ecuatoriana también debe ser incluida por un tema de principios. Recalcó que eso servirá como precedente para las negociaciones que se hagan en otros tipos de acuerdos comerciales, como con China. También, para marcar el camino del acceso a bloques como la Alianza del Pacífico, que se espera lograr con la firma del TLC con México.

Una vez que los ministros del ramo logren el acuerdo comercial, se harán las revisiones jurídicas. Luego la Corte Constitucional debe dar un dictamen favorable. Así la Asamblea de Ecuador y el Congreso de México deben ratificar el acuerdo. Con ello, los presidentes de cada país lo ponen en vigencia. Según el Gobierno, esto puede tomar al menos tres meses.