Jill Biden visitó centro infantil San Francisco de Quito
Perú declara alerta por viruela del mono, pese a no …
Quito celebra el Bicentenario con gastronomía y expo…
Sin circulación vehicular por nueva jornada de movil…
Estas son las provincias con más ricos del Ecuador
Sospechosos de robo chocan contra un bus, uno falleció
La crisis de las criptomonedas golpea algunas economías
Corea del Norte podría ejecutar ensayo nuclear duran…

El Black Friday requiere un presupuesto

En el centro comercial San Marino, los locales tienen ofertas con descuentos promocionando el Black Friday. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Se acerca el Black Friday o Viernes Negro, una fecha que tiene su origen en Estados Unidos y que es aprovechada por los consumidores para adelantar sus compras navideñas o adquirir artículos electrónicos a menor precio. Este año, el día de descuentos se celebrará en el país el viernes 26.

Como ocurre todos los años, las ofertas pueden nublar la vista y hacer que las personas gasten en exceso. Por ello, es necesario armar un presupuesto que sirva como guía de supervivencia a esta temporada de compras.

Sonia Zurita, docente de finanzas y evaluación de inversiones de Espae-Espol, da sugerencias para esta época.

Entre las recomendaciones apunta a que el consumidor tome consciencia del monto de sus ingresos y de los gastos fijos en el mes. Esto aplica para todos: personas solteras y grupos familiares.

Cuando se identifican esos dos montos, se hace una resta y ese saldo es el fondo promedio con el que se cuenta para la compra de regalos.

La experta aconseja que se destine hasta 10% de ese saldo a un fondo de emergencia.

Una tarea fundamental es hacer un presupuesto solo de noviembre y diciembre y separar los gastos por tipo, ya que en estos meses no solo se adquieren artículos sino también hay gastos por reuniones y eventos laborales.

Este Diario dialogó con una persona soltera y un padre de familia para ver cómo manejan sus presupuestos.

Tengo en una lista lo que compraré

Melina Reinoso, de 28 años, empleada privada y sin cargas fa­miliares

Gano USD 1 000 al mes.  Mis gastos fijos corresponden a más de la mitad de mi sueldo, allí están contemplados el arriendo, un préstamo, movilización diaria al trabajo y las cuotas de tarjetas de crédito. Tengo proyectado gastar USD 200, unos 100 son de un fondo de ahorro que inicié hace cuatro meses para comprar una freidora de aire a mi abuela y un arreglo de mesa para mi mamá, todo en Viernes Negro para aprovechar los descuentos. Esos dos gastos serían, por ahora, los únicos que tendría. Ambos quiero hacerlos en efectivo, para ver cómo puedo administrar mejor mis gastos y, de paso, ver si puedo comprarme algo yo también.

Analizar precios y lugares

Se puede ahorrar en el Black Friday si se crea previamente un presupuesto cerrado y una lista de deseos, como es el caso de Melina. Saber en lo que se va a invertir permitirá tener conciencia del gasto real que se va a pagar por todas estas compras. Además, esto evitará hacer gastos hormiga o innecesarios. Sin embargo, una recomendación adicional es analizar precios y observar lo que ofrecen los diferentes lugares de compra, antes del día de promociones, para que de esta manera se pueda lograr ahorrar al menos un porcentaje de ese saldo a favor para el siguiente mes o que este vaya al fondo de ahorro. En el caso de Melina, ella ya había iniciado con el depósito para un fondo; sería recomendable continuar con esta iniciativa hasta el cierre del año.

Quiero regalarle juguetes a mi hijo

Ronald Moreira, servidor público y padre de familia con dos hijos pequeños

Este año es complejo, porque aunque he salido de deudas aún estoy en contra con mi sueldo. Del total de mis ingresos al menos 70% se va al pago de dos créditos y la cuota en dos tiendas de ropa en las que tengo cuenta directa. He estado meses en contra y algunos he podido pasarlos con las justas. Pero ahora viene Navidad y mi hijo de 5 años quiere muchas cosas, algunas muy caras. Yo quisiera comprarle todo, pero no alcanza. Estaba pensando en comprar con meses de gracia. Por otro lado, también debo pensar que mi esposa está embarazada y debo ya empezar a equipar la casa para la llegada del nuevo bebé.

Opte por regalos de gran utilidad

En el escenario de Ronald es importante dialogar con su hijo para llegar a consensos. Por ejemplo, sentarse con él y proponer la compra de un obsequio, pero considerando la situación económica familiar. Otra opción también podría ser la adquisición de paquetes especiales para viajar en familia. Sonia Zurita, experta en finanzas, recomienda que, en el caso de comprar regalos o artículos individuales, se debe hacer un presupuesto específico en el que se coloque un monto máximo por regalo. Esto también se puede conversar con la familia, para que dentro de la lista de deseos se coloquen artículos que se ajusten a ese monto. Puede superar un porcentaje pequeño del presupuesto siempre y cuando sea para una oferta especial y algo que necesite.