Producción petrolera cae 6% en un año
Ante movilizaciones, Ejecutivo abre a más organismos…
Dos hermanos participaron en ensayos de vacuna china
En busca de reparación por médicos fallecidos por covid
Disputa de territorios para venta de droga ya deja v…
Testimonio de comerciante que fue embestida por un a…
Estos son los mejores países para jubilarse, según ranking
Nuevo pedido de juicio político contra el exministro…

Uganda aprueba la pena de muerte para quienes realicen sacrificios humanos rituales

El presidente de Uganda Yoweri Kaguta Museveni aprobó la medida. Foto: Redes sociales

El presidente de Uganda, Yoweri Kaguta Museveni, aprobó hoy martes 27 de julio del 2021 la pena de muerte para las personas que cometan sacrificios humanos, rituales que los pueblos de algunas zonas rurales de este país realizan de forma clandestina.

Según el periódico estatal New Vision, los parlamentarios ugandeses celebraron la ratificación de esta ley, una medida que contó con el apoyo de la mayoría de esos legisladores desde que empezaron a discutirla en abril de 2021.

A partir de ahora, los tribunales de Uganda podrán aplicar la pena capital a cualquier persona que mutile, lesione o asesine a otro individuo para realizar rituales.

Asimismo, la legislación nueva también propone la cadena perpetua para las personas que financien ese tipo de actos o difundan la creencia de que, gracias a los sacrificios humanos, los perpetradores pueden conseguir buena fortuna.

El promotor de esta legislación y ex diputado para el condado de Ayivu (noroeste de Uganda), Bernard Atiku, la calificó como “una herramienta que ayudará a hacer justicia y disuadir a otras personas de practicar sacrificios rituales”.

Según los informes de la Policía de Uganda y algunas ONG, los hechiceros y doctores tradicionales de varias zonas rurales aconsejan a las familias más empobrecidas matar a sus propios hijos para tener buena suerte en el futuro.

“En ocasiones, los padres son capaces de pagar el precio de perder a sus hijos porque, por un lado, creen profundamente en la hechicería y, por otro lado, temen perder sus posesiones o están desesperados por conseguir un poco de dinero”, dijo a Efe el investigador en este tipo de crímenes y director de la ONG Kyampisi Childcare Ministries, Peter Sewakiryanga.

Aunque la mayoría de los ugandeses rechazan ese tipo de prácticas, Sewakiryanga denuncia que los sacrificios humanos rituales continúan practicándose con cierta frecuencia en “todas las regiones del país”.

En 2020, las autoridades de Uganda investigaron 45 casos de sacrificios humanos, el doble que el año anterior, según el último informe anual de la Policía.

A pesar de que Sewakiryanga y los compañeros de su organización abogaron por eliminar la pena de muerte del Código Penal ugandés, aplaudieron la legislación nueva como el “símbolo de que el gobierno ha empezado a identificar los sacrificios humanos como un problema que debe abordarse de inmediato”.

Suplementos digitales