Corrupción afecta a la atención de pacientes en seis…
La carrera por la Alcaldía va a paso lento en Quito
Interpol asegura que Sebastián Yunda se encuentra en Bolivia
La escasez de ‘chips’ afecta la oferta de TV, vehíc…
Metro de Quito: solo la obra física avanza
Desfile militar de Chile homenajea a quienes han …
Presidente Lasso ya está en Nueva York para la Asamb…
Asamblea defiende contrato de USD 100 000 para logís…

Historia del secuestro de una niña que terminó en condena de 28 años

Imagen referencial. Los secuestradores exigieron a la familia alrededor de USD 5 mil por la liberación de la niña. Foto: Freepik

En Samaniego (Colombia), el municipio donde en agosto del año pasado ocurrió la masacre de ocho jóvenes, fue secuestrada la hija de un comerciante. Sucedió el 15 de noviembre de 2017 y, en ese entonces, la víctima era menor de edad 

Ahora, cuatro años después, el hombre, a quien la justicia lo encontró culpable de ordenar el secuestro, fue sentenciado a una condena de 28 años y 20 días de prisión.

De acuerdo con informes de la Fiscalía, le habían imputado los delitos de secuestro extorsivo agravado; fabricación, tráfico, además de porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes y municiones; y fabricación, tráfico y porte de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas o explosivos.

El condenado fue identificado como Jhon Wilmer Moreano Rodríguez.

En ese 15 de noviembre de 2017 a la vivienda de la menor irrumpieron dos hombres que se habían desplazado en motocicleta. La casa estaba ubicada en la vereda Tanamá. 

El padre de la menor, según la Fiscalía, no se encontraba en ese momento y era a quien los entonces desconocidos estaban buscando. 

Después de recorrer la casa, los demás miembros de la familia, incluyendo a la menor, fueron llevados a la sala de esta vivienda para luego tomar la decisión de secuestrarla. 

En este caso, los secuestradores exigieron 200 millones de pesos (USD 5 mil) por su liberación

La familia instauró la denuncia ante el Grupo Gaula de la Policía. Tres horas después, a eso de las 9 de la noche, soldados del Ejército estaban haciendo un retén de control en la vía de Tanamá a Samaniego y ordenaron detenerse a los dos hombres en moto.

Minutos después, según la Fiscalía, omitieron la señal de pare y a pocos metros fueron interceptados por los uniformados.

“Durante la requisa, a los indiciados les encontraron dos armas de fuego, dos granadas de fragmentación y un radio de comunicaciones”, informó el ente acusador. 

Los detenidos confesaron haber participado en el plagio de la niña, en calidad de cómplices, y ya purgan una condena de 14 años de prisión por los mismos delitos de quien los contrató. 

Ninguno de ellos aceptó los cargos en el transcurso de la investigación.

Suplementos digitales