Más de 200 investigaciones disciplinarias contra pol…
Sin final a la vista en Perú: Fujimori plantea audit…
El Ejército de Israel se prepara ante un posible …
Congestión y accidente durante la lluvia en distinto…
Conmoción en México por hallazgo de miles de huesos …
Evo Morales justifica que su hija haya sido vacunada…
El Papa critica un modelo económico que explota a la…
China rechaza críticas de la OTAN y advierte que rea…

Tomó una foto en un paseo y le ha supuesto ganancias por más de USD 12 000

Andrés sigue tomando fotos de los fenómenos naturales que ocurren en Kiruna, como la aurora boreal. Foto: Tomado de Diario El Tiempo de Colombia

Andrés Ardila Larrota es un santandereano de 35 años que comenzó a tomar fotos a paisajes por diversión.  Y justamente es una fotografía la que lo ha llevado a ganarse más de USD 12 000.

Desde hace más de cuatro años, Andrés cambió el calor de su ciudad natal, Barrancabermeja, por el frío invierno de Kiruna, una ciudad de Suecia.

A este ingeniero ambiental poco le apasionaban las cámaras, “lo hacía con mi celular. Hace unos años vino un amigo de Colombia y tomó fotos de la aurora boreal y ahí decidí comprarme una cámara y comenzar a captar los paisajes de la ciudad”, indicó. 

Justamente, un frio día de octubre del 2020, Andrés decidió irse de paseo a las montañas y llevó la cámara. El plan era capturar las montañas llenas de nieve pero un giro de 180 grados y varios disparos después lo llevaron a lograr una foto que despertaría la nostalgia de decenas de ciudadanos de Kiruna. 

​”Moví la cámara e hice unos disparos y al otro lado estaba la ciudad y compuse la foto con la iglesia y las casas que están ubicadas en el centro de la ciudad pero fue algo que no fue planeado”, comenta Andrés. 

Esta foto, donde se aprecia la iglesia y varias coloridas casas del centro de Kiruna bañadas por la nieve del primer invierno del año, hizo sonar el nombre de un colombiano entre los habitantes de esta población.

Esta ciudad está sufriendo una transformación, será trasladada tres kilómetros de donde actualmente se encuentra por unos problemas en el suelo ya que se está hundiendo poco a poco. 

Ese pedazo que yo tomé va a desaparecer, por ejemplo, la iglesia será trasladada al nuevo centro. La foto muestra lo que es Kiruna, una ciudad invernal y las casas coloridas, la gente se siente nostálgica por lo que va a sufrir Kiruna”, describe Ardila.

Ese mismo mes de octubre, Andrés publicó la foto en su Instagram donde suele poner las fotos que más le gustan, tuvo cierto alcance pero el mayor auge fue en febrero de este 2021 cuando ganó el festival de fotografía de Kiruna con esta captura. 

“Comenzaron a compartir la publicación a nivel local en Suecia, luego se extendió a Europa e incluso Asia, hasta revistas de arquitectura la compartieron. Pero fue cuando una persona la compartió en un grupo de Facebook de Kiruna que se volvió viral”, dice. 

En este grupo, decenas de personas comenzaron a indagar quién era el autor porque estaban interesadas en tener un recuerdo de la ciudad.

“Ahí aparecí yo y dije que era el fotógrafo y entonces hice contacto con una página que vende estas fotografías en cuadros, rompecabezas y varias cosas, se llama Printler. Ellos me dan el 20 por ciento de lo que se venda”, cuenta el santandereano. 

Otra plataforma de América se interesó en vender esta foto y se ha vendido tan bien que en casi tres meses ha recibido más de USD 12 000 en comisiones por la venta de esta fotografía. 

Andrés sigue tomando fotos de los fenómenos naturales que ocurren en Kiruna, como la aurora boreal.

También está incursionado en captar la fauna endémica de Kiruna y diariamente se enamora más de la fotografía.