Activistas crean aplicación para mapear acoso sexual callejero en México

Fotografía de un teléfono con la interfaz de la aplicación móvil creada por un grupo de activistas, en la ciudad de Querétaro (México). Foto: EFE

Fotografía de un teléfono con la interfaz de la aplicación móvil creada por un grupo de activistas, en la ciudad de Querétaro (México). Foto: EFE

Fotografía de un teléfono con la interfaz de la aplicación móvil creada por un grupo de activistas, en la ciudad de Querétaro (México). Foto: EFE

Para enfrentar la persistente violencia contra la mujer en México, un grupo de activistas creó en la ciudad de Querétaro la aplicación móvil Siempre Seguras, que recaba datos estadísticos sobre acoso sexual callejero y elabora un mapa de focos rojos.

Ángeles Ortiz Espinoza, una de las creadoras del proyecto, explicó que Siempre Seguras nació luego de una conversación entre compañeras de trabajo, quienes coincidieron en que todas habían sido víctimas de acoso en las calles de México.

Esta aplicación busca generar un mapeo para identificar las zonas donde existe mayor incidencia de acoso para buscar las causas y generar acciones para, en consecuencia, visibilizar esta realidad como una problemática que requiere políticas públicas en México.

El país vive una ola feminista sin precedentes propulsada por la creciente violencia que padecen con el asesinato de más de 10 mujeres al día y cerca de 1 000 feminicidios, homicidios por razón de género, en 2020.

Pirámide de violencia

Tras esta conversación, Ortiz Espinoza y Angelina Espejel, ambas investigadoras de profesión, decidieron recabar información sobre esta problemática y descubrieron que no existen estadísticas al respecto, aunado a que el asedio callejero no tipifica legalmente como acoso.

En un estudio que “hicimos a través de redes sociales encontramos casos específicos en donde el feminicidio se había originado con un acoso callejero por parte del vecino”, explicó este jueves 15 de abril del 2021 a Efe Ángeles Ortiz, desarrolladora del proyecto.

“Y como no pasaba nada con eso -porque ni siquiera está tipificado y no se puede hacer gran cosa- pues (el acoso) iba escalando, escalando, escalando. Hasta que llegaba a la muerte de la chica”, lamentó la activista, que habló de una “pirámide de violencia”, donde el acoso callejero se encuentra en la base y además está “muy normalizado” socialmente.

Algoritmo y realidad

Los primeros datos de la investigación se hicieron a través de un algoritmo que creó Angelina, para poder descargar tuits que estuvieran relacionados con mujeres que hubieran pasado por un incidente de acoso sexual callejero.

“La gente suele usar las redes sociales para descargar este tipo de emociones de manera muy natural. A diferencia de una encuesta, esto es la experiencia viva de la persona y la idea era localizar de dónde venían estos tuits para empezar a generar un mapa de incidencias y saber en qué lugares ocurre más frecuentemente este incidente”, detalló Espejel.

Actualmente la aplicación se encuentra en versión beta, únicamente disponible para Android, pero ante la gran respuesta que han tenido por parte de las víctimas para aportar sus experiencias, ya se planea una segunda etapa en la que se robustecerá la aplicación para lanzarla en otros sistemas operativos y ampliar sus funciones.

Primeras conclusiones

Los primeros hallazgos reflejan que las mujeres padecen más acoso en el transporte público y en las mañanas cuando salen a hacer ejercicio, comentó Ángeles Ortiz.

“Es un problema que a lo mejor las personas que sufren este tipo de violencia pues no lo ven como un problema realmente porque ya están tan acostumbradas o acostumbrados, porque también seguramente hay hombres que son acosados. Y esto no tiene que ser así”, dijo la investigadora, que esperó que esta visibilización ayude a impulsar políticas públicas.

Finalmente, señaló que ya se han tenido los primeros acercamientos con autoridades estatales como la Secretaría de Desarrollo Social del Estado de Querétaro y con el Instituto Municipal de las Mujeres, instituciones que se han mostrado muy interesadas en desarrollar el mapeo para conocer las incidencias y zonas donde más se presentan en la región para incluir esta cuestión a la agenda pública.