23 de August de 2009 00:00

Mercado de valores

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Jorge Gallardo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Banco Central del Ecuador ha puesto en consideración del público una propuesta tendiente a reformar la ley que norma el mercado de valores.

La propuesta plantea introducir una serie de reformas institucionales y operativas para modernizar el mercado de valores y convertirlo en un medio alternativo y eficiente para canalizar el ahorro hacia la inversión productiva. 

Sin embargo, el proyecto cae en el mismo error que otras propuestas, al convertirlo en un amplio y detallado reglamento.

En los extensos capítulos se cubren diversos temas y se norman actividades que por su especialización difieren unas de otras.

Por lo tanto, en vez de pasar por más de 290 artículos, cientos de literales y de definiciones, sería conveniente que algunas de las instituciones tengan su propia ley, en vez de tratar de cubrir todos los temas vinculados al funcionamiento del mercado de valores, y a las instituciones que de manera directa o indirecta participan en ese mercado en una sola ley. Sería mucho más conveniente dividir la ley por especialidades.

La nueva propuesta se asemeja a un vehículo aerodinámico con motor de los años treinta. A ese vehículo hay que incorporarle una máquina que le permita desarrollar todo su potencial, y esa máquina consiste en fomentar a los inversionistas institucionales que son los que mueven los mercados financieros; lo que está ausente en la propuesta y en la institucionalidad actual del país.

La modernización del mercado de valores  y su apertura, deben de transitar por la inserción del sistema financiero a los mercados internacionales para lo cual hay que emprender en una reforma a la ley general del sistema financiero que permita la incorporación de instituciones financieras internacionales al mercado.

Esta integración de suyo eliminaría la necesidad de tener un fondo de liquidez que actúe como prestamista de última instancia, ya que el flujo interbancario se encargaría de regular la liquidez que necesita la economía para funcionar.

La integración financiera internacional conjuntamente con la apertura del mercado de valores, permitiría generar los recursos líquidos y de largo plazo que requiere el sector real para financiar sus operaciones y sus inversiones.

Además incidiría positivamente en el costo financiero.

Por consiguiente, lo que se debe plantear es una reforma conjunta e integral de las legislaciones que norman el funcionamiento del mercado de valores por especialidad y del sistema financiero para que se complementen.

No se puede continuar esperanzados en los altos precios internacionales del petróleo y en las remesas que envían los inmigrantes desde el exterior para generar excedentes de liquidez, cuando lo que se necesita es modernizar las instituciones encargadas de canalizar el ahorro interno y externo hacia la
inversión productiva.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)