10 de junio de 2019 18:36

En La Marín, los enfrentamientos entre informales y agentes metropolitanos son un dolor de cabeza

Las exposiciones se realizaron en el auditorio de la Prefectura de Tungurahua. el Municipio de Quito ha reiterado que la política de la nueva administración rechaza la violencia y busca la convivencia armónica.

El Municipio de Quito ha reiterado que la política de la nueva administración rechaza la violencia y busca la convivencia armónica. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 26
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Bravo
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La estación de la Ecovía Marín-Central ubicada en la avenida Pichincha, en el centro de Quito, se ha convertido en un sitio conflictivo donde se han producido altercados entre los agentes metropolitanos y los vendedores informales.

El último fin de semana, el video de una riña registrada en ese punto fue difundido en las redes sociales. En las imágenes se observa cómo se empujan y lanzan golpes en medio de gritos. Un comerciante arroja un objeto contundente sobre los pies de un agente. Otro lanza una patada sobre el pecho de un efectivo, quien cae aparatosamente sobre el piso.

En esos momentos, los uniformados utilizan gas para defenderse ante la mirada atónita de los transeúntes que caminan asustados por el lugar.

El alcalde Jorge Yunda se pronunció sobre ese hecho a través de un comunicado difundido el domingo 9 de junio del 2019. “Ante la información mal intencionada que circula en redes sociales desde la tarde de ayer respecto de agresiones físicas entre agentes de control metropolitano y vendedores informales, queremos indicar que se trata de un video del 2018”.

“Como parte de la política y administración actual, iniciaremos un proceso de regularización y reubicación de los comerciantes autónomos cumpliendo con la ley y respetando derechos constitucionales, lo cual permitirá generar posibilidades de ejercer actividades comerciales de forma ordenada y organizada”, señala el comunicado.

La mañana de hoy, lunes 10 de junio del 2019, este Diario recorrió esa zona y los comerciantes coincidieron que los problemas son recurrentes. Algunos aseguran que a veces se dan hasta dos riñas por semana. Piden a la Alcaldía que los dejen laborar normalmente.

Según datos de la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad, 61 casos de agresiones a agentes se han registrado desde el 2018 hasta lo que va del 2019. El año pasado fueron 61 y en lo que va del presente se han reportado 15.

“Cuando uno es agresivo con los metropolitanos, ellos se portan igual con nosotros. Si estamos tranquilos no pasa nada. Nos piden que caminemos de un lugar a otro, pero que no hagamos puestos”, comenta Víctor, un comerciante.

Él asegura que hay otros informales que no acatan las disposiciones de los uniformados y por eso se producen las peleas. “Les piden que se retiren y no les hacen caso. Ante eso, los efectivos se ponen un poco más groseros para que se muevan”.

Alfonso expende utensilios de cocina en la acera. “Nos dicen que debemos recoger la mercadería y caminar, no nos permiten trabajar en sitios fijos. No me han retirado la mercadería”.

Asegura que con otros compañeros se cuidan entre ellos para evitar que les quiten los productos. En el recorrido de la mañana, este Diario constató que allí se expende comida, accesorios de celulares, lentes, cigarrillos, frutas, entre otros.

Este no es el único caso. A mediados de marzo del 2018 hubo otra pelea en el mismo lugar, la cual se registró en otro video difundido en redes sociales. En este aparecen decenas de comerciantes informales gritando y arrojando objetos a un grupo de uniformados. Los insultaban y se quejaban de que no les dejan trabajar en la calle.

En las mismas imágenes se observa que otros arengan a sus compañeros para enfrentarse a los efectivos. Ocurrió durante un operativo de rutina para controlar las ventas ambulantes en el Centro Histórico.

De igual manera, la noche del 15 de diciembre del 2018, una cuadra más abajo de la estación Marín-Central, hubo otro altercado. Cuatro agentes fueron agredidos en la avenida Pichincha y calle Inclana por 10 informales. Uno de los agredidos sufrió una fractura en el pómulo derecho. Los demás tenían cortes en la cara y hematomas.

Ante ese tipo de hechos, el Municipio de Quito ha reiterado que la política de la nueva administración rechaza la violencia y busca la convivencia armónica. “Los agentes cumplirán sus funciones sin usar desmedidamente la fuerza. Y recuerda, el agente metropolitano es un ser humano como tú y merece respeto”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (3)