Brasil supera los 23 millones de casos de covid
Tornado destruye viviendas y deja heridos en Florida
La Asamblea Nacional continuará en teletrabajo por t…
Presidente de Paraguay en aislamiento tras el positi…
COE Nacional estableció semáforo de riesgo epidemiol…
Francia impone la vacuna para viajar
Dos mujeres murieron durante oleajes en Perú tras er…
Nuevo ‘impasse’ entre Fiscalía y Dalo Bu…

Una maqueta de Vindobona será herramienta para buscar inversionistas

La planta de Vindobona es uno de los proyectos que el Municipio de Quito pretende construir mediante una alianza público-privada. Foto. Cortesía Municipio

La planta de Vindobona es uno de los proyectos que el Municipio de Quito pretende construir mediante una alianza público-privada. Foto. Cortesía Municipio

La planta de Vindobona es uno de los proyectos que el Municipio de Quito pretende construir mediante una alianza público-privada. Foto. Cortesía Municipio

Desde hoy, 26 de octubre de 2017, la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps), cuenta con una maqueta que servirá para mostrar el alcance de lo que será la planta de tratamiento de aguas residuales de Vindobona. Este proyecto busca un aliado para su construcción ya que requiere una inversión de USD 900 millones.

La maqueta se ubicará en el lobby de las instalaciones de esa empresa Municipal. Según Javier Vidal, subgerente de Preinversiones de la Epmaps, la idea es mostrar la planta más allá de los planos en papel.

“La maqueta, al ser un elemento más visual, no solo servirá como información para los ciudadanos sino para las empresas que están interesadas en invertir en el proyecto para el tratamiento de las agua residuales”, dijo Vidal.

La planta de Vindobona es uno de los proyectos que el Municipio de Quito pretende construir mediante una alianza público-privada. Según Vidal, esa alianza permitirá que la empresa privada financie, construya y opere el proyecto.

“Hay empresas ya interesadas en el proyecto y estamos trabajando en los términos en los que se daría el proceso”, señaló.

Con Vindobona, el Municipio quiere contar con la planta de tratamiento de aguas residuales más grande del país. Su objetivo, según la Epmaps, es evitar que las aguas residuales continúen contaminando los ríos de la capital.

Al momento, Quito cuenta con una planta de tratamiento de aguas en Quitumbe, en el sur de Quito. Según Vidal, esa planta tiene una capacidad de tratamiento de 110 litros por segundo. Una vez que Vindobona opere al máximo de su capacidad, tratará 7,5 metros cúbicos por segundo.

Suplementos digitales