1 de abril de 2019 00:00

Lodo y agua, en 89 escuelas rurales de Manabí

En la escuela Jaime Roldós Aguilera, en San Vicente, se realizan trabajos de evacuación de lodo. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

En la escuela Jaime Roldós Aguilera, en San Vicente, se realizan trabajos de evacuación de lodo. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
María Victoria Espinosa
Redactora
mespinosa@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los padres de familia de Manabí intentan desesperadamente recuperar las escuelas, afectadas por las inundaciones.

El lodo, el agua empozada y los zancudos afectan a 89 escuelas de la zona rural.

En Santa Ana, Portoviejo, Rocafuerte, Bolívar, Chone, Sucre y San Vicente las escuelas y sus vías de acceso están dañadas por las fuertes lluvias que se registran desde enero.

Los padres de familia realizan mingas desde la semana anterior para adecuar estos planteles, con el fin de iniciar este 22 de abril el nuevo período escolar 2019 - 2020.

Sin embargo, ese trabajo no ha dado resultados porque las constantes lluvias vuelven a inundar esas instituciones.

La escuela Jaime Roldós Aguilera, del recinto La Estancia en San Vicente, es una de las más afectadas. Hace 15 días, una quebrada se desbordó en la madrugada e inundó al poblado, de 900 habitantes.

Karina Vega, madre de familia, recuerda que el agua cubrió las casas. “Los vecinos salimos nadando como pudimos. Parecía una película de terror”.

Un día después de la inundación, el Cuerpo de Bomberos de San Vicente logró evacuar el agua. Pero el panorama fue desolador. Los pupitres, computadoras, impresoras, documentos y material didáctico estaban cubiertos de lodo.

Solo alcanzaron a rescatar dos mesas y 10 pupitres desgastados. “El Ministerio de Educación nos entregó pupitres de PVC nuevos en el 2018, pero se humedecieron. Solo con tocarlos se parten”, dijo el padre de familia, Jorge Loor.

Rossana Cevallos, alcaldesa de San Vicente, señaló que desde la semana anterior maquinaria de la Prefectura y del Municipio trabaja en la escuela para evacuar el lodo y habilitar la vía de tierra.

Desde esta semana se enviarán tanqueros de agua para limpiar la escuela y hacer una evaluación de las pérdidas.

En Tosagua, cuatro escuelas quedaron en mal estado por el desbordamiento del río Carrizal y la falta de alcantarillado.

En el recinto Larrea, el patiode la unidad educativa Montero Larrea sigue anegado, tras las lluvias de la semana anterior.

El agua empozada ha ocasionado la proliferación de zancudos. Las cuatro maestras de esa institución usan repelente y se cubren el rostro y los brazos. “Nos preocupa que los niños puedan enfermarse por la humedad o por zancudos”, señaló la directora Deisy Dueñas.

Los caminos de tercer orden de tres escuelas de Tosagua, ubicadas en los recintos La Sequita, La Virgen y Pitahaya, están inhabilitados. Los maestros, que viven en la zona urbana, no han podido ingresar para el proceso de matriculación.

A estas zonas se ingresa en motos o en caballos. Pero desde inicios de marzo las calles son un lodazal y el acceso está interrumpido totalmente.

El Comité de Operaciones de Emergencia cantonal indicó que la vía hacia Pitahaya colapsó y se tiene planificado que desde hoy la Prefectura ingrese con maquinaria para evacuar la tierra, que se deslizó desde una montaña.

Una situación similar se vive en la comuna Los Pozos, de Tosagua. El patio y varias aulas de la Escuela 25 de Junio están llenas de lodo. Y la vía de acceso está cubierta de lodo y agua. Los maestros y padres de familia caminan por el fango resbaladizo para hacer las mingas.

La madre de familia, Maritza Hidalgo, señaló que las fuertes lluvias no solo han afectado la escuela y el camino sino 10 casas y cultivos de la zona.

La humedad por el agua estancada ha hecho que los niños tengan enfermedades respiratorias y dengue.

Su nieta Daniela, de 5 años, no puede salir a jugar al patio porque está lleno de agua y lodo. “Ya se ha enfermado dos veces de dengue”.

La Coordinación Zonal 4 del Ministerio de Salud informó que entre enero y el 16 de marzo se han registrado 1 271 casos de enfermedades respiratorias y 19 de dengue en la provincia. Esa entidad tiene planificada una campaña de fumigación y abatización antes del inicio de clases en los 22 cantones.

Las mesas de Obras Públicas, y Educación de COE Provincial se reunirán esta semana para evaluar los trabajos de limpieza con máquinas que se ejecutan en las 89 escuelas. Esta tarea tiene un 50% de avance y se tiene previsto que concluyan antes del inicio de clase, aunque dependerá de las condiciones climáticas.

Los técnicos de la Coordinación Zonal 4 de Educación continuarán con un recorrido por las zonas afectadas para cuantificar los daños, hacer reparaciones y dotar de mobiliario a las instituciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)