3 de abril de 2019 10:46

Vecinos de los barrios Turubamba y María Elena Salazar, en el sur de Quito, perdieron sus enseres tras las lluvias

Varias familias perdieron sus enseres debido a la acumulación de agua en el sur de Quito. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Varias familias perdieron sus enseres debido a la acumulación de agua en el sur de Quito. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 6
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Diego Bravo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los vecinos de la ciudadela María Elena Salazar (en Guajaló) y Turubamba, en el sur de Quito, limpiaban la mañana de este miércoles 3 de abril del 2019 sus viviendas, las cuales resultaron afectadas tras el fuerte aguacero que cayó la tarde de ayer.

Con palas y escobas, ellos retiraban la tierra y el lodo. Otros recuperaban sus enseres y probaban si todavía sus electrodomésticos funcionaban.

"Mi cocina sí se enciende, pero mi lavadora se destruyó, también el televisor y mi equipo de sonido", contó la moradora Nelly Andino, quien arrienda un pequeño departamento en la calle Borbón del barrio María Elena Salazar.

Recuerda que, en apenas 10 minutos, el agua ingresó rápidamente y alcanzó una altura de aproximadamente 50 centímetros. Su hija Sofía, de 3 años, comenzó a llorar y la abrazó. En ese momento, ella le pidió a Dios que paren las lluvias.

"En noviembre del año pasado hubo otra inundación, pero no tan fuerte como la de ayer. Mi niña está traumada", manifestó la mujer.

Ella es una de las afectadas por las precipitaciones de ayer en el sur de la capital. Daniel Timpe, director metropolitano de Gestión de Riesgos, informó que 261 emergencias por lluvias se han reportado desde noviembre del 2018 pasado en la urbe.

"Las más relevantes ayer fueron siete. Incluyeron inundaciones, colapsos estructurales de muros y techos", señaló el funcionario. En la vía de Los Conquistadores, en el oriente de la urbe, hubo un desprendimiento de material de un colector. En Guayllabamba se registró un desprendimiento del canal de riego.

El muro de una escuela y un colegio colapsó en Quitumbe. Finalmente, lo más grave ocurrió en Turubamba y la ciudadela María Elena Salazar con la inundación. "En siete viviendas hubo acumulación de agua", acotó Timpe.

De momento -añadió el funcionario- se evalúan las afectaciones para trabajar con el fondo de emergencia y ayudar a quienes perdieron sus enseres.

Los moradores de Turubamba aseguran que siempre tienen problemas de acumulación de aguas por las lluvias. Allí, las máquinas de coser industriales del taller de Delia Espinoza se destruyeron.

Ella asegura que el nivel del agua alcanzó los 50 centímetros. Sus electrodomésticos se circuitaron. "Cuando llegué me encontré con que mi televisor y el equipo de sonido estaban flotando".

Tenía ganas de llorar. Perdió las telas de los clientes que le encomendaron hacer trabajos. "Estaba confeccionando uniformes para unas enfermeras, eso se perdió", contó la mujer.

Celia Zumba alquila una bodega para almacenar suministros de computadores y otros equipos. Por la emergencia se le destruyeron impresoras y máquinas. "Perdí más de USD 3 000 por estas lluvias".

Héctor Pucha es dirigente de la ciudadela María Elena Salazar. Indicó que el problema de las inundaciones se presenta desde hace años. La última fue el 25 de noviembre del 2018. Pide que la construcción del colector de aguas se realice con celeridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)