16 de September de 2009 00:00

El jazz versátil atrae a los jóvenes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura

El  IV  Festival de Jazz in Situ ya suena en la Plaza del Teatro. Esta noche  se cumple el tercer día del encuentro   que se desarrolla en Quito y que congrega a nueve grupos de jóvenes,  la mayoría  recién conformados.  



El cronograma
Hoy, a las 19:00, los Emisarios del Jazz tocarán por primera vez en Quito sus temas  de este género. 

 Mañana, a las 19:00, en la Plaza del Teatro estarán dos grupos:  Triple Rueda y  Suena Marimba. 

 El viernes  participará  Urgencia Interna, que está integrada por jóvenes de Ecuador, Suiza y Rusia. 

El sábado   tocará la Big Band del Instituto de Música Contemporánea de la Universidad San Francisco. También estará presente  el Jazz Joven de España.   

Domingo, a las 11:00, en la plaza,  cierra el evento Eliana Burki, de Suiza, que fusiona  jazz, blues y pop. Es la invitada  del festival. 

El festival se extenderá  hasta el domingo 20.  

Pero ¿qué tiene  este género que les atrajo  a nuevos músicos antes que el pop  o el rock?

Para María Fernanda Naranjo, integrante de los Emisarios del Jazz, es un idioma de libertad. “No solo lleva a estudiar más sobre música,  también me permitió afinar mi  oído”.

Carlos Bravo, otro miembro, dice que “cada concierto es único”. Esto se debe a la  posibilidad de improvisación que caracteriza a este género y que se evidencia en cada presentación.

Los Emisarios se conformaron tras ganar un concurso de la Embajada de Estados Unidos hace tres meses.  Presentarán estándares de jazz e improvisarán sobre el escenario del centro.

Pero la improvisación no es sinónimo de desorden, según lo aclara Francisco Echeverría, uno de los fundadores del Guayaquil Jazz Proyect.

“Improvisar en el jazz es complicado. La melodía está compuesta por notas y se desglosan otras en base de la melodía principal. Ahí se improvisa y para ello hay que estudiar mucho”.

Él añade que un músico joven de jazz también se distingue por “buscar su desarrollo personal como artista y no como estrella para impresionar”. Además está la versatilidad del género que se acopla a otros.

Así lo demostró el grupo Papaya Dada, el cual, en   la noche del lunes, abrió el festival en la  conocida plaza capitalina.

Los jóvenes decidieron replantear  su música hace seis meses. Para ello  fusionaron el jazz con la bomba, el pasillo y el pasacalle durante hora y media de presentación. Sus temas fueron aplaudidos por más de 100 personas.

Free Jol, otra de las agrupaciones del festival que hasta el cierre de esta edición tenía previsto presentarse ayer, fusiona el jazz con el folclor latinoamericano. El grupo está conformado desde hace cinco meses y sus integrantes también se decidieron por este género por la libertad musical.

Estos músicos también se caracterizan por un manejo acertado de sus instrumentos. Eso sostiene  Pepe German, productor musical y baterista de jazz desde hace 10 años.

Pero esa no es la parte difícil que debe afrontar. Lo más complejo lo encuentra después de las presentaciones, cuando desea abrirse campo.

“La clave está en  distribuir y difundir el trabajo de los músicos. Para que los intérpretes  de jazz tengamos más cabida falta mucha difusión, falta que la radio no solo se dedique al pop o al rock,  también a difundir temas de jazz”, aclara German.

Por este motivo, el Festival In Situ es una plataforma para los jóvenes artistas, tal como lo considera Marcelo Vaca, integrante de Triple Rueda, que se presentará mañana.

Tras este evento, los nuevos grupos aspiran ser tomados en cuenta para el Festival Internacional de Jazz. Este  se llevará a cabo  en Quito, en marzo de 2010, y contará con la participación de destacados músicos del Ecuador y de América.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)