6 de noviembre de 2020 00:00

Inteligencia policial rastrea a tres mafias en San Lorenzo, Esmeraldas

El pasado 2 de noviembre, armados que iban en un blindado dispararon a los policías. Foto: Policía

El pasado 2 de noviembre, armados que iban en un blindado dispararon a los policías. Foto: Policía

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Diego Puente
Redactor (I)

El trabajo de los servicios de Inteligencia se intensificó. La balacera entre delincuentes y agentes inquieta a la Policía de San Lorenzo, un cantón fronterizo de Esmeraldas.

En poder de los agentes se encuentra información de cómo los armados, que el lunes 2 de noviembre del 2020 atacaron a los policías, se movilizaban en un vehículo blindado. Los investigadores advierten que esto es inusual.

Cuatro días antes, Óscar Cuenca, juez de San Lorenzo, sufrió un hecho violento. El auto en el que iba fue impactado por una serie de disparos.
Agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) intensificaron las seguridades para evitar más casos.

Esos rastreos, precisamente, permitieron identificar a los hombres que iban en el auto blindado. Tras una persecución fueron detenidos dos de los cuatro sospechosos.

Datos oficiales dicen que durante el 2020 se han reportado menos homicidios que en el 2019. Pero a los agentes les inquietan hechos como el ocurrido el 27 de mayo pasado, ese día fue asesinado un funcionario judicial.

11 días después se conoció del deceso violento de Óscar Luque, comisario municipal.

Tras indagar todo lo sucedido, los primeros informes de la Policía señalan a tres mafias dedicadas al sicariato y al narcotráfico que operan en San Lorenzo. Allí aparece el grupo comandado por alias ‘El Negro’ y sus hermanos; se le atribuye la muerte del comisario y el ataque armado del que fue víctima el juez Óscar Cuenca.

El magistrado deja hoy, 6 de noviembre, Esmeraldas y por motivos de seguridad despacha desde otra provincia, de forma virtual.

Agentes de la Policía lo custodian las 24 horas, pues está a cargo de procesos legales que involucran a miembros de estas organizaciones.

Los agentes indican que este caso no es aislado. Por eso tratan de establecer conexiones.

Saben que las mafias han aumentado sus operaciones desde el desconfinamiento por la pandemia. Así intentan sacar droga al extranjero, que tenían represada en Colombia y amedrentan a los operadores de justicia, para evitar que se abran expedientes en su contra. Eso lo conocen jueces y fiscales de la zona. Hay temor.

San Lorenzo es un paso obligado para que la mercancía contamine contenedores en puertos ecuatorianos.

De hecho, en el Informe Mundial sobre las Drogas, elaborado por la ONU, se señala que las mafias intentan recuperar el dinero que perdieron cuando las medidas restrictivas complicaron los envíos.

Otro de los grupos descubiertos en San Lorenzo es el que lidera alias ‘Yogur’. Él fue detenido en noviembre del 2019, pero sigue al mando de sus hombres desde la cárcel.

Su personal iba en el blindado. Entre los casos vinculados hay asesinatos, tráfico de drogas y contrabando de combustible. También se los indaga por la muerte de una persona, que en el 2019 se negó a trabajar con ellos, y con otros homicidios registrados en el área.

La Gobernación de Esmeraldas señala que los hechos violentos ocurridos en las dos últimas semanas no corresponden a “delincuencia organizada ni a disidencias de Colombia”. Además, indica que la entidad ha “reforzado el trabajo” sobre seguridad. Los hechos violentos se exponen en mesas técnicas instaladas con la Policía, Fuerzas Armadas, Fiscalía y el Consejo de la Judicatura.

En la Policía reposa otra información. Allí consta alias ‘El Gringo’. Cuando ‘Guacho’ estaba al frente del grupo criminal Óliver Sinisterra, él era el segundo a bordo.

Inteligencia policial sostiene que tras caer abatido a su cabecilla, el Frente se dividió en grupos pequeños. Hoy, los disidentes comandados por ‘El Gringo’ buscan operar en zonas fronterizas, para tener control de las rutas que les permita comercializar la cocaína producida en Colombia. Las autoridades saben que este grupo está activo y “es peligroso”.

En contexto

En el Informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, publicado este año, se señala que existen 154 000 hectáreas dedicadas a la plantación de coca en Colombia; 29 484 están en la zona del Putumayo, limítrofe con Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)