17 de noviembre de 2020 00:00

Gerson Almeida: ‘Correcciones económicas para ir a la reforma social y política’

Gerson Almeida, candidato presidencial de Ecuatoriano Unido. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Gerson Almeida, candidato presidencial de Ecuatoriano Unido. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 16
Sorprendido 0
Contento 0
Jorge R. Imbaquingo
Editor
politica@elcomercio.com (I)

Entrevista a Gerson Almeida, candidato presidencial de Ecuatoriano Unido 

¿Cómo encuentra al Ecuador para gobernar?

Se encuentra endeudado, está con una crisis social y hay que hacer correcciones, principalmente, en el campo económico para empezar la reforma social y política.

¿Qué acciones tomará en los primeros 100 días?

Los primeros 100 días tienen que caracterizarse por la activación de una manera frontal, decidida y activa. Se harán las adecuaciones necesarias para captar recursos, eliminar las trabas para el emprendimiento y favorecer la activación. Por ejemplo, se deben eliminar trabas como los burós de crédito. Lo que se tiene que hacer es permitir que entren los recursos de afuera, procesos eficientes. Dentro de los 100 primeros días se tienen que dar las condiciones adecuadas, desde el punto de vista legal, para que no haya trabas.

¿Las reformas legales deben llegar primero?

Hay ciertas facultades que tiene el Ejecutivo y no necesariamente requieren una reforma legal, pero sí una reforma de procedimientos que permita, por ejemplo, hacer la declaratoria de ciertas características para que lleguen empresas extranjeras. No necesariamente es una reforma legal, pero sí de procedimientos, sobre todo es una decisión política de lo que se tiene que hacer.

¿Pondrá a algunos sectores económicos en estado de emergencia?

Es una de las facultades que tiene el Ejecutivo. Hay maneras de enviar a la Legislatura, por ejemplo, en las que se requieran con el carácter de económico-urgente, para que sean tratadas sumarísimamente esas cuestiones. Hay algunas que sí tendrían que entrar, definitivamente, y una de ellas es la activación económica. Pero de entrada no habrá declaratoria de emergencia.

Usted habló de que el Estado debe ser eficiente, ¿qué supone eso?


El hacer eficiente al Estado implica que si vemos que el Estado está obeso, hay que hacer una reducción. Todo lo que no es eficiente tiene que desaparecer; hay otros estamentos en los que los procesos públicos van a necesitar un poco más de tecnicidad. ¿Qué quiere decir? Que se va a hacer un adecuado estudio, un inventario sostenible para que las instituciones que no estaban funcionando definitivamente desaparezcan. No se trata de eliminar por eliminar, se trata de hacer un examen bastante prolijo.

¿Qué es lo que espera que haya funcionado a un año de su gobierno?


Una vez que nosotros hayamos entrado, vamos a activar por primera vez la economía. Va a estar levantado el sector agrícola. Un año de ejercicio económico nos va a permitir incorporar capitales a las empresas que necesitan, para generar empleo, y a los trabajadores también, para estar satisfechos en cuanto a las remuneraciones. El Estado debe estar al año funcionando plenamente, como uno de nuestros objetivos primordiales de gobierno.

¿Incluidos la educación y la salud?

Tanto la educación como la salud son dos factores importantes que tienen que ser tratados con una política de Estado. Tenemos que garantizar el acceso de los estudiantes a los medios que necesiten para este efecto. Obviamente, si es por vía telemática tendremos que hacer una inversión, y debemos procurar canalizar todos los recursos que sean necesarios tanto para salud como para educación. Uno de nuestros postulados es el derecho a la vida; y la vida no es solamente desde la concepción, sino en todas las fases, como el crecimiento y el desarrollo.

Cuando los gobiernos llegan al segundo año, llega la pugna con la sociedad. ¿Cuál será su estrategia para tratar de llegar al final del período?

Lo que usted dice es cierto. El Gobierno de turno crea unos puntos de inflexión, lo que produce una exacerbación de las relaciones entre gobernante y administrados. Mas, cuando se malentienden los problemas, cuando creemos que el Ecuador se va a levantar haciendo una corrección financiera o accediendo a créditos, lo que estamos haciendo es agravando la crisis, agravando las relaciones sociales. Lo que se tiene que hacer es reactivar la nación. En el segundo año estaremos viendo cómo canalizar todos los recursos que devienen de esta activación económica. Por lo tanto, el fenómeno social siempre es una consecuencia del correcto manejo económico y político.

Hoja de vida 

Gerson Almeida (Curitiba, 1974). Nació en Brasil, ya que su padre se encontraba en funciones en ese país, en representación del Estado ecuatoriano. Es doctor en Jurisprudencia y también acredita una maestría en Teología. Es pastor y por eso fundó la Iglesia Cristiana Ministerio Betel Casa
Apostólica. Además, es director del movimiento Promotores del Cambio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)