30 de agosto de 2019 00:00

De cada 10 galones de gasolina vendidos, solo uno es de súper

El precio de la súper se actualiza cada mes. En agosto, este producto se comercializa entre USD 2,88 y 2,98. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

El precio de la súper se actualiza cada mes. En agosto, este producto se comercializa entre USD 2,88 y 2,98. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 2
Indiferente 7
Sorprendido 17
Contento 9
Mayra Pacheco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A un año de que el Gobierno comenzara el ajuste al subsidio de la súper, la venta de este combustible ha caído de manera considerable.

Actualmente, en el mercado de cada 10 galones de gasolina vendidos uno corresponde a este producto, según la Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados de Petróleo del Ecuador (Camddepe). Hace un año, eran dos de cada 10.

La baja demanda responde, principalmente, al alza del precio de este producto para el sector automotor. La súper pasó de costar entre USD 2,10 y 2,32 por galón -según la estación servicio- a 2,98, en agosto del año anterior.

Además, entonces se autorizó subir el octanaje de 90 a 92. Y cuatro meses después, el Régimen liberó el precio de este combustible.

Esto implica que cada mes el precio de este derivado se actualiza en función de los costos del mercado. Así, entre diciembre y agosto, este producto se ha comercializado hasta en USD 3,19 cada galón. Actualmente, su valor está entre USD 2,88 y 2,98.

Para ahorrar en el momento de llenar el tanque del carro con gasolina, Vinicio Tapia -que antes consumía súper- decidió utilizar extra en su vehículo modelo 2018. Cada galón de este derivado cuesta USD 1,85, igual que la ecopaís.

Esta medida de cambiar a combustibles sustitutos, como la extra y ecopaís, significó una reducción del 39% en la demanda de la súper, entre enero y junio de este año, en relación con el mismo periodo del 2018, según el Informe Estadístico Mensual de Petroecuador.

Esto equivale a que en este primer semestre se dejaron de comercializar alrededor 37,9 millones de galones de súper. Sin embargo, a la vez subió la demanda de extra y ecopaís, en 42,3 millones de galones, refiere Petroecuador.

El precio de estos dos derivados fue también revisado en diciembre del 2018, pues se pasó de USD 1,48 a 1,85 el galón. Pero a pesar de este ajuste, a diferencia de la súper, mantienen aún una subvención por parte del Estado.

La extra recibe un subsidio de USD 0,42 por galón y la ecopaís de USD 0,48. Aunque para los conductores de taxis y camionetas que transportan mercadería, el Gobierno ofreció una compensación mayor.

Para Oswaldo Erazo, secretario ejecutivo de la Camddepe, la migración del consumo de súper hacia gasolinas subsidiadas modificó las metas del Gobierno respecto del ahorro que se esperaba tras el retiro o ajuste de la subvención que recibían estos productos.

Con estas acciones, el Gobierno aspiraba a generar un ahorro de USD 120 millones anuales por el retiro del subsidio a la súper. Mientras tanto, por el ajuste de las subvenciones de las gasolinas extra y ecopaís, y la liberación de la importación del diésel industrial se esperaba un ahorro de USD 400 millones por año.

Esta meta se ha alcanzado parcialmente. Según cifras del Banco Central del Ecuador (BCE), entre enero y junio de este año, el Estado ahorró alrededor de USD 134 millones en la asignación de subsidios para gasolinas (naftas de alto octano). Esta cifra incluye la súper, extra y ecopaís.

“En función de este escenario, el Gobierno no podría cumplir con la meta de ahorrar alrededor de USD 520 millones en este año en subsidios”, expresó Erazo.

En el caso de la súper, debido a que los consumidores reemplazaron este derivado por extra o ecopaís, se estima que el ahorro se cumpla parcialmente, explicó Fausto Ortiz, exministro de Finanzas.

cpccs


Esto ocurre, porque desde que se retiró el subsidio de la súper, se dejaron de comercializar 55 millones de galones de esta gasolina, entre septiembre 2018 y junio 2019, en relación con el mismo período, cuando este combustible tenía aún subsidio. Así, el efecto del ahorro no sería tan elevado como era el plan inicial, porque la demanda cayó y se reemplazó por productos que tienen subvenciones, sostuvo Ortiz.

Pese a estos resultados, el exministro de Finanzas consideró que la revisión de los subsidios de los combustibles fue una medida efectiva, porque se rompió el “tabú” de que no se podían tocar estas subvenciones.

Este Diario pidió al Ministerio de Economía información sobre los resultados obtenidos por la eliminación del subsidio de la súper en este primer año, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

La Camddepe agregó que, aparte del ahorro esperado y la reducción de la demanda de este derivado, la medida ha tenido otros efectos en el sector.

Erazo mencionó que debido a que la venta de súper bajó, la facturación de esta gasolina, que es la más cara del sector automotor, también disminuyó. Esto, según el dirigente, tiene un efecto en los recursos económicos que recibe el Estado a través del Servicio de Rentas Internas (SRI).

Otro de los efectos es que los propietarios de las estaciones de servicio han tenido que hacer una inversión mayor para comprar este derivado. En promedio, para abastecerse de este producto se requiere de un 25% más de capital, precisó la Camddepe. Desde que se liberó el precio de la súper el costo en terminal ha fluctuado entre USD 1,96 y 2,59, el galón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (3)