14 de octubre de 2019 12:07

Empresarios analizan pedir que se trabaje el feriado del 2 y 3 de noviembre para recuperar pérdidas

El comercio se va normalizando en Cuenca tras 11 días de paralización por protestas en contra de las medidas económicas adoptadas por Lenín Moreno. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

El comercio se va normalizando en Cuenca tras 11 días de paralización por protestas en contra de las medidas económicas adoptadas por Lenín Moreno. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 152
Triste 3
Indiferente 7
Sorprendido 4
Contento 162
Vanessa Silva (I)

Luego de 12 días de paralización de actividades, a escala nacional, algunos gremios empresariales evalúan solicitar que se labore con normalidad el próximo feriado por el Día de Difuntos y la Independencia de Cuenca, que está programado entre el 1 y 4 de noviembre del 2019.

Daniel Legarda, vocero de la Federación de Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), y Javier Díaz, titular de la Asociación de Industrias Textiles del Ecuador (AITE), comentaron a este Diario que sería una opción válida trabajar esos días, con la intención de recuperar en algo las pérdidas generadas.

Por su parte, la ministra de Turismo, Rosi Prado, señaló, en una entrevista para Ecuadoradio, que el sector turístico también fue muy afectado durante las protestas y espera "toda la solidaridad no solo del Gobierno sino de los ecuatorianos".

Además, señaló que se espera que el feriado del 1 al 4 de noviembre próximo pueda "reactivar de alguna manera nuestro sector (turismo) que está muy golpeado", aunque no dio cifras de las pérdidas durante los primeros 13 días de octubre.

Como sector turístico "estamos pidiendo que el feriado se mantenga. Nuestra industria es transversal. No solo ayuda a nuestro sector, ayuda a toda la sociedad. Todo el país se mueve con el turismo interno y necesitamos que ese feriado esté muy activo", dijo Prado. 

Por el lado de las exportaciones se estiman USD 300 millones perdidos. Flores y brócolí son los productos que se vieron más afectados. Daniel Legarda explicó que el perjuicio fue tanto a las empresas exportadoras, como a su cadena de producción.

Por su parte, Díaz indicó que las fábricas textiles tienen pérdidas de aproximadamente USD 20 millones, sin contar con lo que se dejó de vender en almacenes comerciales.

Los dos gremios solicitarán al Servicio de Rentas Internas (SRI) y al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) se den prórrogas a las empresas para el pago de las obligaciones tributarias y patronales, dado que no hubo actividad por varios días.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (127)
No (63)