Escasas campañas contra la violencia en institucione…
México no está en los planes del sector atunero de Ecuador
ONU brindará ayuda de emergencia a Cuba por huracán Ian
Fiscalía pide que edificio de Escuela de Policía no …
Familias sin recursos pueden enviar a sus hijos sin …
Banco de Inglaterra interviene ante el riesgo para l…
Inconsistencias en 444 formularios de inscripción de…
Fiscalía realizó 96 diligencias en investigación por…

Seis precandidatos a Alcalde de Quito se aglutinan del centro a la izquierda

Fotografía de la Alcaldía de Quito. Foto: Archivo / El Comercio

Ninguno descarta la posibilidad de aliarse, pero todos tienen reservas sobre el resto de candidatos. En el mapa ideológico de los aspirantes a la Alcaldía de Quito, la zona más ocupada está entre el centro y la izquierda.

Hasta el momento han anunciado su intención de correr por la Alcaldía: Jéssica Jaramillo, María José Carrión, el exalcalde Jorge Yunda, el actual asambleísta del correísmo Pabel Muñoz y Natasha Rojas, de Unidad Popular (UP). Todos se ubican en la izquierda y centroizquierda. 

A ellos se suma un sexto aspirante que, contrario a lo que se creía, también quiere disputar la Alcaldía desde la centroizquierda: Pedro José Freile. El 29 de julio de 2022, Gustavo Vallejo, presidente del Partido Socialista Ecuatoriano (PSE), confirmó a EL COMERCIO que hay un acuerdo programático con el excandidato presidencial. 

Para el catedrático universitario Daniel Crespo, en el caso puntual de Quito, la centroizquierda e izquierda se asocia con un discurso sobre la composición heterogénea de la capital. Es decir, alejarse de la idea del Quito de antaño. Por ejemplo, recurre a la diversidad, las periferias y los sectores populares.  

Asegura que, aunque resta poco tiempo, es prematuro afirmar que todos los candidatos de la centroizquierda e izquierda serán los definitivos. Esto porque hasta el próximo 7 de agosto hay plazo para inscribir las alianzas. 

Por su parte, Diego Cevallos, de Gobernanza EC, señala que la situación actual evidencia la falta de capacidad de la izquierda para llegar a acuerdos mínimos. A su parecer, esto podría resultar en que sus candidaturas se resten posibilidades entre sí. 

El escenario es complicado. Entre estos mismos actores hay historial y acusaciones de diferente índole. Por ejemplo, Jaramillo fue una de las impulsoras de la remoción de Jorge Yunda. 

Natasha Rojas milita en el movimiento Unidad Popular (ex MPD) y terció para la Alcaldía en los comicios 2019.
La figura de la abogada Jéssica Jaramillo se hizo popular por su papel en la destitución de Jorge Yunda.
María José Carrión viene realizan trabajo de base en la capital desde que dejó la Asamblea Nacional.
El exalcalde Jorge Yunda anunció su postulación, pero aún se desconoce el movimiento que los repaldaría.
Pabel Muñoz parece ser la carta que jugaría el correísmo para volver a la Alcaldía luego de 10 años.
El excandidato presidencial Pedro José Freile buscaría canalizar la votación que obtuvo el año pasado.

Las diferentes posiciones 

Jaramillo dice que la única posibilidad de alianza era con la Izquierda Democrática (ID). Pero la crisis interna que atravesaba ese partido impidió un acercamiento. Para ella, el voto se dispersará entre los candidatos de la izquierda y la derecha. Por eso ve en el centro una posibilidad de ganar.

Pabel Muñoz cree que su movimiento es el que tiene mayores posibilidades de llegar a la Alcaldía. Comenta que no están cerrados a alianzas con otras organizaciones políticas pero que su apuesta será, sobre todo, la unión con organizaciones sociales. 

El PSE también dice que no se descartan alianzas y apoyar a un solo candidato. Aún no hay ningún paso en ese sentido y Freile ya ha señalado que él será candidato. Pero ese partido enfrenta las críticas de acoger a Freile quien, por ejemplo, es vinculado con posiciones de derecha, sobre todo tras su firma de apoyo a la Carta de Madrid, auspiciada por el partido de extrema derecha Vox. 

Natasha Rojas comenta que hoy la Unidad Popular definirá la candidatura a la Alcaldía y que ella ha sido la propuesta. Después de eso precisarán la posibilidad de alianzas. Por su parte, Yunda solo ha confirmado su intención de ser candidato, pero aún no se oficializa por qué movimiento. 

La imposibilidad de unificar posiciones se exacerba con los conflictos entre postulantes. Esta semana, en Twitter, el expresidente Rafael Correa, líder de Revolución Ciudadana, calificó a la candidatura de Yunda de chimbadora. Muñoz insistió en que el exalcalde no es una posibilidad para aliarse. 

Además, hay dudas sobre la posición de Freile. Jaramillo dice que son conocidas sus posturas que simpatizan con la tendencia de derecha y Muñoz coincide en eso cuando afirma que el expresidenciable no puede ser tomado como parte de la izquierda. 

La situación de la derecha

Esta tendencia es la que presenta menos definiciones, pero más posibilidades de unificación. Hasta ahora, la figura más visible y que correría por el oficialismo es la actual concejala Luz Elena Coloma.  

Para Crespo, esto podría cambiar en caso de que el excandidato a la vicepresidencia, Andrés Páez, confirme su postulación. Tanto él como un representante de Coloma asistieron a una reunión convocada por la Corporación Participación Ciudadana, el 11 de julio pasado. Ese encuentro convocó a quienes hasta ese momento mostraban sus intenciones de postularse y se ubican en la derecha. 

Cevallos menciona que, al parecer, la derecha ha hecho un mayor esfuerzo por construir acuerdos para este proceso, los cuales habrá que ver si se concretan. 


.