No lograron encontrar al ‘comeorejas’ en Ambato

En la parroquia Quisapincha, en Ambato, un depredador nocturno atacó a ovejas y asnos. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

En la parroquia Quisapincha, en Ambato, un depredador nocturno atacó a ovejas y asnos. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

La búsqueda del depredador nocturno hoy, sábado 28 de septiembre del 2013, fue un fracaso para los habitantes de las comunidades afectadas, los técnicos del Ministerio del Ambiente y del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca de Tungurahua.

El operativo se realizó en los páramos de San Francisco y en las quebradas de Palurca y de Angamarquillo, ubicados en el cantón Ambato en Tungurahua.

Los pobladores de las comunidades Quisapincha, Ambatillo Alto y Angamarquillo partieron hacia esos sectores a las 10:00. Ellos buscaban algún rastro del animal desconocido que atacó a más de 40 borregos, asnos, vacas y cerdos. La bestia se alimentó de las orejas y parte de la piel de sus cabezas. Por eso, la gente de Ambato y del lugar en alusión al mítico ‘chupacabras’ empezó a denominarlo como ‘chupaorejas’.

Andrés Fernández Chachipanta, presidente del Cabildo de Ambatillo Alto, pidió a los habitantes que tienen animales en las zonas altas de la montaña que los trasladen a sus casas. “Vamos a realizar rondas nocturnas para proteger a nuestras familias”, dijo.